La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) adscrita a la Secretaría de Hacienda, investiga dos denuncias contra el candidato del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) al gobierno de San Luis Potosí, José Ricardo Gallardo Corona por los presuntos delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, desvío de recursos públicos y financiamiento al terrorismo.

De acuerdo a documentos presentados ante la UIF, el abanderado del PVEM y su padre Ricardo Gallardo Juárez, tienen casi 100 propiedades a través de empresas fantasmas como Tangamanga S.A. de C.V. y Tangamanga Andrés S.A. de C.V. que sirvieron como herramientas para la construcción del fraccionamiento Privada Continental Residencial, en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, en la entidad potosina, donde ambos fueron alcaldes, con recursos supuestamente procedentes del Cártel del Golfo y del Cártel de Sinaloa.

También fueron implicadas diferentes empresas ligadas a la familia Gallardo como: Inversión Creativa de Desarrollo Inmobiliario S.A. de C.V., Quality Inmobiliaria Potosina, Agroindustrias Rincón S.A. de C.V., Cimientos y Construcciones San Luis S.A. de C.V. y Multi construcciones Centrales S.A.de C.V., entre otras.

Según las denuncias, estas empresas son parte de un mecanismo de lavado de dinero procedente del erario público y de los Cárteles del Golfo y de Sinaloa, a cambio de permitirles que se asentaran en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, originando un sin número de violaciones a los derechos humanos de los potosinos y el crecimiento en el número de delitos como extorsión, secuestro, robo a mano armada y el cobro por derecho de piso.