Canción de la bella Italia, programa que ofrecerán el tenor José Luis Ordóñez y el pianista Santiago Piñeirúa

Cultura
  • Sábado 24 de junio a las 18:00 horas en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes; con temas de los principales exponentes de fines del siglo XIX y principios del XX

En el marco del ciclo Música INBAL en la Ponce, el tenor José Luis Ordóñez y el pianista Santiago Piñeirúa ofrecerán un recital el sábado 24 de junio, a las 18:00 horas, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Organizado por la Secretaría de Cultural del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Música y Ópera, los concertistas ofrecerán el programa titulado Canción de la bella Italia, cuna de grandes melodías que forman parte del repertorio mundial.

Se interpretarán piezas de Francesco Paolo Tosti (1846-1916), Rodolfo Falvo (1873-1937), Cesare Andrea Bixio (1896-1978), Ernesto de Curtis (1875-1937), Salvatore Cardillo (1874-1947) y Ernesto di Capua (1865-1917).

Para muchos esos autores son algunos de los representantes más importantes de la canción italiana de finales del siglo XIX y principios del XX, pero para otros será un auténtico descubrimiento musical, compartió Ordóñez.

El cantante dijo que el programa será por demás atractivo para todos los amantes de la ópera, debido a que las canciones que se interpretarán no son muy conocidas por la mayoría del público, pero son muy bonitas.

De Francesco Paolo interpretarán A Vucchella, Ideale, Non tamo più, Chanson de L’adieu, Vorrei moriré y L’alba Sepára dalla Luce; de Rodolfo Falvo, Dicitencello vuie; de Cesare Andrea, Parlami d’amore Mariù; de Ernesto de Curtis, Non Tiscordar di me; Salvatore Cardillo, Core n’grato; Ernesto di Capua, Maria Mari y O Sole mio.

El tenor chihuahuense, quien debutó en el Palacio de Bellas Artes hace 21 años, señaló que, más allá de los compositores conocidos, como Giuseppe Verdi, Gioachino Rossini y Gaetano Donizetti, entre varios más, existen otros autores que no le piden nada a las canciones célebres de los repertorios.

Indicó que Tosti, por ejemplo, compuso temas que tienen una clara connotación poética, incluso trabajó en muchas obras al lado del poeta Gabriele D’Anunzio.

Añadió que a él le gusta todo tipo de música, sobre todo la vernácula, un género difícil de programar en las principales salas de concierto de México.

Ordóñez debutó en Europa en 2005 interpretando a don Carlo en la ópera homónima de Verdi, y a partir de ahí se ha presentado con frecuencia en Austria, principalmente.

En México, su carrera no ha sido menos elogiosa, ya que estuvo en uno de los papeles principales de la ópera Carmen, en el estreno de la ópera Únicamente la verdad, de Gabriela Ortiz, y debutó en Carmina Burana, de Carl Orff, con la Compañía Nacional de Danza en el Auditorio Nacional.

El pianista Santiago Piñeirúa, integrante de Concertistas de Bellas Artes, desde 2010, se ha presentado en Estados Unidos, España, Francia, Hungría, Inglaterra e Italia, entre otros países.

Además de haber estado en algunas naciones sudamericanas y africanas, el pianista compartió escenario con Brian Lewis, Manuel Ramos, Carlos Prieto y otros más.

Becario en algunas ocasiones y ganador del Premio Nacional de la Juventud 2011, el pianista estudió con Mauricio Náder y en 2002 inició estudios de licenciatura en la Manhattan School of Music de Nueva York con Nina Svetlanova.

El pianista ostenta el título de bachelor of music y terminó la maestría bajo la tutela de Horacio Gutiérrez y la misma Svetlanova. Da clases de piano en la Universidad Panamericana.