Cancelar presupuesto para la conservación y mantenimiento de la red carretera impacta al turismo y a la construcción

Finanzas
  • No invertir en las carreteras del país genera incertidumbre para la inversión.
  • Para generar desarrollo a nivel nacional, se debe garantizar la movilidad segura para los mexicanos.

En la Confederación Patronal de la República Mexicana, COPARMEX, consideramos que la cancelación al presupuesto destinado a las licitaciones para el mantenimiento y conservación de carreteras es un golpe al sector turístico y a las empresas que participan en la industria de la construcción, en particular a las que se dedican a estas tareas.

La medida de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de reservar los 11 mil millones de pesos, originalmente presupuestados para mantener la infraestructura de carreteras del país, repercute negativamente en la calidad y seguridad del transporte del país, con impacto negativo en el turismo doméstico que se transporta por carretera y representa el 82% del valor económico que genera la actividad turística.

El turismo, para su sano crecimiento, requiere de una infraestructura carretera segura y en buenas condiciones, que lamentablemente cada día está más lejos de alcanzarse en México, ya que durante los últimos años ha sido afectada por la falta de promoción, la creciente inseguridad y la falta de apoyos.

Además, las empresas constructoras tendrán repercusiones negativas. De acuerdo con datos del INEGI referentes a noviembre del 2023, el 11% del valor de la producción de empresas constructoras provino de obra civil relacionada a carreteras, caminos y puentes. Los datos también muestran que las empresas constructoras generan más de medio millón de empleos directos a nivel nacional, por lo que una parte considerable de la sociedad tendrá un impacto negativo en sus ingresos.

Cabe mencionar que las licitaciones que estaban en proceso a nivel nacional para obras de mantenimiento de las carreteras fueron canceladas, pese a que ya habían sido abiertas y estaba en proceso su fallo. Sin duda, esto abona a un clima de incertidumbre que obstaculiza la inversión y el aprovechamiento de oportunidades como la del nearshoring.

Es importante destacar que el presupuesto destinado a carreteras ya presentaba un rezago, representando sólo el 6% destinado a Infraestructura en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2024, en comparación con el monto destinado a combustibles y energía que representa alrededor del 50% del monto destinado a infraestructura. Además, aún no hay certeza del uso que se le darán a los 11 mil millones asignados al programa de mantenimiento de carreteras.

Por otro lado, queremos dejar patente nuestra preocupación porque se le cargue al Ejército una nueva tarea, la del mantenimiento de carreteras federales, pues esa no es su función principal, establecida en la Constitución, que es la de resguardar la seguridad nacional y, por excepción, hasta 2028 también puede ayudar en la seguridad pública.

En COPARMEX hacemos un llamado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a reconsiderar su decisión y dialogar con los sectores que se verán afectados con la cancelación del presupuesto. Para tener un mejor desarrollo a nivel nacional, se debe garantizar la movilidad en el país y las carreteras son el principal medio de desplazamiento para los mexicanos.