Con 461 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó el dictamen con proyecto de decreto que declara la primera semana de junio de cada año como la “Semana Nacional de la Bicicleta”.

El dictamen, remitido al Senado de la República para sus efectos constitucionales, precisa que con esta Semana Nacional se buscará que autoridades federales promuevan el uso de la bicicleta como deporte, a través de la organización de eventos.

Los poderes ejecutivos de los gobiernos estatales y municipales deberán organizar actividades para promover el uso de la bicicleta como un medio de transporte no motorizado, sustentable y seguro.

Menciona que el problema de movilidad en las metrópolis, provocado por su crecimiento acelerado, ha motivado a diferentes asociaciones buscar medios alternativos de transporte con la finalidad de beneficiar a la población que necesita trasladarse en el menor tiempo posible.

Las estrategias de movilidad contemplan diversos modos para que los habitantes de las ciudades ahorren tiempo, a la vez que disminuyan los contaminantes en el medio ambiente a través del uso de medios no motorizados de transporte.

Bicicleta, transporte alternativo

En la fundamentación del dictamen de la Comisión de Gobernación y Población, el diputado Jorge Ángel Sibaja Mendoza (Morena) señaló que el objetivo es impulsar el uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo, que además de ser ecológico incide en la buena salud de las personas por ser un excelente medio de ejercicio cardiovascular.

Esta declaración, dijo, se alinea con diversas demandas de la sociedad civil y de la comunidad internacional de fomentar el uso de transporte no motorizado, generando infraestructura amigable y segura.

De acuerdo con la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, a partir de 2018 instauró el 3 de junio como el Día Mundial de la Bicicleta. La ONU dentro de los múltiples instrumentos, cartas y convenios de derecho internacional ha establecido que la bicicleta puede servir como instrumento para el desarrollo, no sólo como medio de transporte, sino también a facilitar el acceso a la educación, atención de la salud y el deporte.

Sibaja Mendoza expuso que promover el uso de la bicicleta garantizaría y fomentaría equidad en la salud, ya que su empleo puede reducir el riesgo de enfermedades cardiacas, derrames cerebrales, ciertos tipos de cáncer, diabetes e incluso de muerte.

La bicicleta, argumentó, es un medio económico y duradero de transportación. Con esta Semana Nacional, agregó, se pretende que el Estado y la sociedad civil promuevan su uso, a través de la organización de eventos sociales, culturales o deportivos.

Además, permitirá que gobiernos estatales y municipales organicen actividades para impulsar su uso como medio de transporte no motorizado, sustentable y amigo, de beneficios hacia la salud y la economía.

Ciclismo, alternativa para ejercitarse

El promovente de la reforma, el diputado de MC, Higinio Del Toro Pérez, destacó que, de acuerdo con la ONU, la bicicleta es un medio de transporte sostenible, sencillo, asequible, viable, limpio, ecológico, que contribuye a la gestión ambiental y beneficia la salud.

Además, puede servir al desarrollo, no sólo como medio de transporte sino también para facilitar el acceso a la educación, la atención de la salud y el deporte.

Esta Semana Nacional, mencionó, ayudará a promover su importancia en la vida cotidiana de México, además de demostrar los beneficios que tiene el ciclismo como alternativa para ejercitarse. “Es momento de repensar la convivencia vial”.