La Cámara de Diputados iluminó su frontispicio en color naranja, en conmemoración del 25 de noviembre “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”, para generar conciencia y prevenir la violencia contra mujeres y niñas.

Con esto se busca fomentar la cultura de la no violencia, llamar a la opinión pública y a los gobiernos a emprender acciones concretas para evitar la violencia contra las niñas y las mujeres.

La elección del naranja responde a que éste es un color que representa el futuro brillante y optimista libre de violencia contra ellas.