La Cámara de Diputados aprobó el dictamen por el que se declara el 29 de abril como Día Nacional contra la Sustracción de Menores, a fin de visibilizar las problemáticas que enfrenta la infancia, como la violencia familiar, sustracción de menores y otro fenómeno de gran impacto social como es la alienación parental.

El documento avalado por 467 votos a favor, cero en contra y una abstención, y remitido al Senado de la República para sus efectos constitucionales, precisa que estos daños a la infancia tendrán repercusiones a futuro en su desarrollo como ciudadanos.

Por ello, añade, las instituciones deben mejorar y priorizar la atención en temas relacionados con la infancia, desde ministerios públicos, jueces, tribunales locales, policías de investigación, fiscalías, asociaciones civiles, y la sociedad en general, para proteger el interés superior de la niñez en todos sus ámbitos y se instaure una cultura de protección de sus derechos.

Refiere que en México, en 1924, se institucionalizó el 30 de abril de cada año, como el Día del Niño, por lo que, al establecer el 29 de abril como el Día Nacional contra la Sustracción de Menores, abonará a hacer conciencia de esta problemática.

En México viven 39.2 millones de niñas, niños y adolescentes de cero a diecisiete años, lo que representa 32.8 por ciento de la población total, según datos del INEGI.

Datos de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), mencionan que desaparecen cuatro niñas y niños al día, el destino de los menores desaparecidos es preocupante, ya que pueden ser víctimas de tráfico y trata de menores con fines de explotación sexual y laboral, adopción legal, matrimonios forzados o venta de órganos.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Niños Robados y Desaparecidos, estima que la sustracción de menores se encuentra al alza, al pasar en 2016 de 621 carpetas de investigación, a 734 en 2018, en la Ciudad de México.

De las estimaciones efectuadas, el 65 por ciento corresponde a la sustracción cometida por alguno de los padres, el 30 por ciento proviene del propio menor que al verse afectado decide hacer lo que se conoce coma “ausencia voluntaria o coaccionada” como respuesta a la violencia familiar que sufre, y el 5 por ciento se relaciona con el coloquialmente denominado robo de niños por terceros que pueden estar cercanos a la familia pero no ser sus progenitores o terceros implicados en otro tipo de conductas delictivas graves.

Se reitera el compromiso de legislar en pro de proteger y salvaguardar la integridad de niñas y niños, conforme el principio del Interés Superior de la Niñez y su reconocimiento como sujeto pleno de derechos, que se planteó en la Convención sobre los Derechos del Niño, y ninguna entidad deberá sobrepasar la efectividad de los derechos de la infancia, se indica en el dictamen.

Se debe hacer conciencia del tema

Al fundamentar el dictamen de la Comisión de Gobernación y Población, el diputado Alfonso Pérez Arroyo (Morena) señaló que el dictamen tiene por objeto declarar el 29 de abril de cada año como el Día Nacional contra la Substracción de Menores, pues este delito está tipificado.

Indicó que es un ilícito especial, puesto que sólo puede ser cometido por los progenitores o por los familiares de los menores; sin embargo, este tipo de situaciones, además de provocar reacciones de carácter judicial o administrativo, también generan un comportamiento que victimiza al menor o menores de edad involucrados.

Estas actitudes de los progenitores, dijo, ocasionan violencia tanto física como psicológica en la niñez, al manipularlos como objeto de su propiedad, moneda de cambio, venganza o presión de los padres. Por ello, consideró fundamental concientizar sobre los efectos psicológicos y consecuencias que sufren niñas y niños a causa de un mal actuar de padres y familiares.

Sustracción interparental es una forma de violencia infantil

A través de plataforma digital, el promovente de la reforma, diputado Ulises García Soto (Morena) mencionó que el dictamen aborda a todas aquellas familias separadas que luchan por recuperar a sus hijos, pero que lamentablemente “son contra la indolencia de las autoridades, los Ministerios Públicos, los jueces y todas las instituciones que deberían trabajar a favor de la niñez”.

Se busca con la efeméride, dijo, generar conciencia sobre situaciones que se dan en el núcleo familiar, en donde niñas, niños y adolescentes son las principales víctimas. La sustracción de menores, añadió, representa casi el 70 por ciento de los casos de las niñas, niños y adolescentes desaparecidos en México.

Mencionó que la sustracción interparental de menores es una forma de violencia infantil, ya que niñas y niños son expuestos a consecuencias psicológicas graves que tienen severas repercusiones en su desarrollo cuando son adultos, como depresiones, intentos de suicidio o conductas antisociales diversas.