Cámara de Diputados conmemora 63 Aniversario de la creación de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos

Cultura

Diputadas y diputados de Morena, PAN, PRI, PVEM, PT, MC y PRD, emitieron comentarios con motivo de la Conmemoración del 63 Aniversario de la creación de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos, en el apartado de efemérides de la sesión semipresencial.

Fortalecer a la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos

La diputada María Isabel Alfaro Morales (Morena) expresó que para el ciclo escolar 2021-2021 se distribuyeron 162 millones de libros de texto gratuitos que formarán parte de la Nueva Escuela Mexicana, la cual se caracteriza por promover perspectiva de género, lectura, escritura, civismo, filosofía, tecnología, innovación en lenguas indígenas y extrajeras, así como educación física, sexual y reproductiva, artes y el cuidado del medio ambiente.

Añadió que su bancada ratifica el dicho del Ejecutivo respecto a que las niñas y niños son los únicos que deben ser privilegiados con lo mejor de la educación. “Desde la trinchera de la Cuarta Transformación se seguirá con la defensa de la gratuidad de la educación y para fortalecer a la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos para construir un lugar mejor para todos.

Urge una actualización real y concreta

Por el PAN, la diputada María de los Ángeles Gutiérrez Valdez indicó que los libros de texto gratuito han sido una herramienta fundamental para la educación en México y de gran ayuda para las familias que no tienen acceso a publicaciones para la enseñanza. Aproximadamente siete mil millones de ejemplares se han distribuido en todo el territorio, por lo que enfatizó que urge una actualización real y concreta.

“En Acción Nacional, no aceptamos por ningún motivo que quieran convertir los libros de texto gratuito en herramientas para la ideologización, adoctrinamiento e instrumento de control propios de las dictaduras. Queremos libros que expresen la identidad nacional fundada, no sólo en una historia, sino en las diversas experiencias, formas de vida y pensamiento”.

Fortalecer y actualizar los planes y programas de estudio

Del PRI, el diputado Lázaro Cuauhtémoc Jiménez Aquino estimó necesario fortalecer y actualizar los planes y programas de estudio con un perfil netamente académico por encima de lo ideológico, así como abonar con nuevas materias como es la educación financiera, digital, las nuevas tecnologías y uso de las redes sociales, porque son temas fundamentales para el desarrollo de las niñas y los niños.

Dijo que la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) lleva 63 años apoyando la política de educación nacional a través de la elaboración de materiales pedagógicos de alta calidad, con la intención de facilitar un proceso de enseñanza y aprendizaje. Consideró que esa Comisión mantiene y debe mantener su compromiso de garantizar el derecho de las niñas y de los niños a una educación pertinente y de excelencia.

Los libros son un recurso imprescindible

La diputada Ana Laura Huerta Valdovinos (PVEM) afirmó que los libros son un recurso imprescindible y por ello “estamos obligados a preservar, fortalecer y reconocer a la institución dedicada a la noble tarea de proporcionárselos a las niñas, niños y jóvenes”. Recordó que el 12 de febrero de 1959 fue creada la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos, cuya principal encomienda es cuidar que los libros desarrollen armónicamente las facultades de los estudiantes. Precisó que actualmente se distribuyen 200 millones de ejemplares para estudiantes.

Subrayó que la Conaliteg se ha convertido en una institución de vanguardia a lo largo de su existencia y ha evolucionado con responsabilidad; ejemplo de ello, dijo, es que en el ciclo escolar 2019-2020 por primera vez se imprimió un libro de texto reusable con códigos QR para evitar la tala de árboles y hacer uso de las nuevas tecnologías en el proceso de aprendizaje de los estudiantes.

Difícil imaginar un México sin libros de texto gratuitos

Jesús Fernando García Hernández, diputado del PT, subrayó que es difícil imaginar un México sin el apoyo de los libros de texto gratuito y con su creación el Estado mexicano no solo unificó contenidos sino se atribuyó funciones de autor, editor, impresor y distribuidor.

Mencionó que los contenidos siguen haciendo realidad el postulado del magisterio, elaborados por académicos de la mayor competencia y que han despertado en los educandos el legítimo interés por la superación y búsqueda de conocimientos. “Hoy queda de manifiesto el compromiso a cargo del Estado en garantizar los libros de texto gratuito; esta actividad debe seguir al servicio de la educación pública y no de no de intereses particulares”.

Libros de texto deben tener contenidos neutros

Por MC, el diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo mencionó que los libros de texto gratuito deben tener contenidos neutros y estar ajenos a influencias ideológicas. “Esa es la primera recomendación que haríamos para las modificaciones que se puedan hacer para este documento histórico”.

El libro de texto gratuito, dijo, hoy más que nunca se debe alinear a la actualización que la crisis de la pandemia trajo a la educación básica y superior. Recomendó “dejar temas o conceptos ideológicos y que la discusión sea más encaminada al contenido pedagógico. Que los profesionales sean los que supervisen los contenidos y se hagan las adecuaciones tanto curriculares, de espacio físico y tecnologías”.

Su mandato: educación laica, obligatoria y gratuita

El diputado Marcelino Castañeda Navarrete (PRD) expresó que el 12 de febrero de 1959 por instrucciones del presidente Adolfo López Mateos se creó mediante decretó la Comisión Nacional de Libros de Textos Gratuitos, el cual tuvo como mandato constitucional el proporcionar a las y a los mexicanos una educación laica, obligatoria y gratuita.

Mencionó que a más de 60 años de este hecho, se debe reflexionar sobre la importancia de los pilares del libro de texto, consistentes en la gratuidad, la exclusividad y la obligatoriedad. “Hoy más que nunca, conmemorar es no renunciar a los valores de la ciencia, al conocimiento y a tenerlos como pilares de la democracia, y no permitir que este instrumento de desarrollo humano sea secuestrado y transformado en un mecanismo de propaganda de los gobiernos en turno”.