Debido a que el Congreso de la Ciudad de México no puede ser ajeno a lo que sucede en el entorno mundial, la diputada Jannete Elizabeth Guerrero Maya, propuso regular las actividades de diplomacia parlamentaria en el quehacer del parlamentario, contribuyendo a fortalecer sus atribuciones para posicionar a la Ciudad de México en el panorama internacional.

La legisladora propuso adicionar y derogar diversas disposiciones de la Ley Orgánica y del Reglamento del Congreso de la Ciudad de México, de tal modo que se generen  nuevos acercamientos que fortalezcan las estrategias de internacionalización de la ciudad en un panorama global.

“Esta iniciativa fortalecerá las relaciones interparlamentarias del Poder Legislativo en la capital del país para mejorar el entendimiento y aprovechamiento de las oportunidades que ofrece un entorno globalizado; además de plantear soluciones a problemas universales”, dijo la legisladora integrante del grupo parlamentario del Partido del Trabajo (PT).

“Desde la creación de la Unión Interparlamentaria en 1889, el desarrollo de la diplomacia parlamentaria se consolidó formalmente como una práctica entre los parlamentos del mundo. Además de este ejercicio, se despliega la acción de grupos oficiales como son los grupos de amistad, cuyo principal propósito es generar lazos de colaboración con las y los legisladores en el extranjero, así como posibilitar que estos grupos en el Congreso local consoliden relaciones con distintos actores en el exterior, y establecer una agenda estratégica con resultados positivos para nuestras y nuestros ciudadanos”, agregó la diputada Guerrero Maya.

Para el desarrollo de los grupos de amistad a nivel mundial –explicó-, la iniciativa resalta que las diputadas y los diputados deberán recurrir a los medios tecnológicos con la finalidad de mantener los intercambios constantes sobre temas de interés común.

 

Propone MORENA modificar la ley para que la ciudad y sus alcaldías tengan injerencia en convenios nacionales e internacionales

 

No obstante el significativo avance en materia de reconocimiento político y jurídico de la ciudad, su concepción como entidad federativa con plena autonomía aún no concluye en su totalidad debido a que existen ordenamientos jurídicos federales que mantienen un trato desigual en comparación con las atribuciones otorgadas a los estados y a los municipios, aseguró la diputada Valentina Batres Guadarrama, quien propuso reformar la Ley sobre la Celebración de Tratados.

“Esta ley se erige como un instrumento legal permisivo en cuanto a la celebración de acuerdos interinstitucionales internacionales por parte de las dependencias de los estados integrantes de la Federación y sus municipios, sin embargo, no reconoce dicha potestad a la Ciudad de México y sus alcaldías”, explicó la legisladora integrante del grupo parlamentario de MORENA en el Congreso.

Tal disparidad –dijo- deriva de que la Constitución federal no reconoce a la ciudad como un estado, sino como una entidad federativa, por tanto, mantener la redacción actual de la Ley sobre la Celebración de Tratados, excluye a la Ciudad de México y sus alcaldías, sin que exista una justificación real, mucho menos en el contexto constitucional donde, desde 2016, se le reconoce plena autonomía.

El propósito de la iniciativa es generar una definición incluyente que, sin alterar el espíritu de la norma y sin modificar las facultades federales en la materia, entienda a los estados como entidades federativas, en estricto apego a la Teoría del Pacto Federal, y provea a la Ciudad de México y sus alcaldías de las mismas facultades concedidas tanto a los Estados como a los municipios, en materia  de la celebración de acuerdos interinstitucionales internacionales.