Biden es investido como presidente de Estados Unidos y llama a la unidad

WASHINGTON (Sputnik) — Joe Biden asumió su cargo como 46° presidente de Estados Unidos pidiendo unidad y el fin de una «guerra incivilizada», al tiempo que manifestó su intención de convertirse en un líder para todos, en una de las ceremonias de investidura menos concurridas en la historia del país.

El veterano del Partido Demócrata, de 78 años, prestó juramento en los escalones del edificio del Capitolio, sede del Congreso, con la mano sobre una Biblia familiar de 127 años, con su esposa Jill y su hijo Hunter a su lado.

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, asumió la parte presidencial de la ceremonia que fue precedida por el juramento de Kamala Harris como la primera vicemandataria mujer del país.

«Hoy, en este día de enero, toda mi alma está en esto: unir a Estados Unidos, unir a nuestro pueblo, unir a nuestra nación, y pido a todos los estadounidenses que se unan a mí en esta causa», dijo Biden en su discurso inaugural, que se extendió durante de 21 minutos.

Máxima seguridad

La celebración contó con un equipo de seguridad integrado por 25.000 soldados de la Guardia Nacional, cinco veces el número combinado de tropas estadounidenses en Afganistán e Irak, el mayor despliegue militar en tiempos de paz en la capital del país.

Además, se instalaron vallas y se cerraron las estaciones de metro, carreteras y puentes, colocando a Washington en un bloqueo virtual.

«Hemos aprendido de nuevo que la democracia es preciosa, la democracia es frágil y en este momento, mis amigos, la democracia ha prevalecido», dijo Biden, quien prometió derrotar al «extremismo político, la supremacía blanca y el terrorismo interno», pero pidió el fin de «esta guerra incivilizada que enfrenta al rojo contra el azul, lo rural a lo urbano, lo conservador a lo liberal».

El mandatario dijo que será «un presidente para todos los estadounidenses» y que luchará «tan duro por aquellos que no me apoyaron como por aquellos que lo hicieron».

Al resto del mundo, prometió arreglar las alianzas de Estados Unidos y liderar «no solo con el ejemplo de nuestro poder, sino con el poder de nuestro ejemplo, vamos a comprometernos con el mundo una vez más, no para enfrentar los desafíos de ayer, sino los desafíos de hoy y de mañana».

Hizo una breve pausa en el discurso para pedir una oración en silencio en memoria de los más de 400.000 estadounidenses muertos por la pandemia de coronavirus.

Biden agradeció a los «predecesores de ambos partidos», Barack Obama (2009-2017), George W. Bush (2001-2009) y Bill Clinton (1993-2001), quienes asistieron a su toma de posesión y «saludaron» a Jimmy Carter (1977-1981), de 96 años.

El expresidente estadounidense de mayor edad no concurrió, pero envió sus «mejores deseos» al nuevo mandatario.

Trump ausente

Donald Trump (2017-2021), que nunca se retractó de las acusaciones de que las elecciones fueron robadas, se convirtió en el primer presidente saliente en saltarse una toma de posesión desde 1869, cuando Andrew Johnson (1865-1869) no asistió a la asunción de Ulysses Grant (1869-1877).

Trump salió de la Casa Blanca temprano en la mañana y se dirigió a su propiedad en Florida (sureste) después de una ceremonia de despedida en la Base de la Fuerza Aérea Andrews.

«Adiós, te amamos, volveremos de alguna forma, que tengas una buena vida, nos veremos pronto», manifestó.

Trump enfrenta un juicio en el Senado luego de que la Cámara de Representantes votara a favor de su juicio político por «incitación a la violencia contra el Gobierno de Estados Unidos» en las manifestaciones del 6 de enero en el Capitolio.

En medio de las preocupaciones de seguridad y las restricciones por la pandemia de COVID-19, se estima que solo mil personas fueron invitadas a asistir al acto de investidura, muy lejos de los 200.000 que normalmente participarían.

Los organizadores honraron a los ausentes plantando 191.500 banderas estadounidenses en el National Mall, un punto de reunión habitual para las multitudes de espectadores.

La artista estadounidense Lady Gaga interpretó el himno nacional en la investidura, mientras que Jennifer López cantó «America The Beautiful».

Relaciones internacionales

El embajador ruso en Estados Unidos, Anatoli Antónov, dijo a Sputnik que su país aún no ha tenido ningún contacto con la nueva administración, pero espera iniciar un diálogo «sustancial» a medida que nuevas personas comiencen a trabajar.

Antónov agregó que los diplomáticos rusos están familiarizados con muchos de los nominados de Biden para los principales puestos, ya que trabajaron en la administración de Estados Unidos en el pasado.

En su primer tuit como presidente de Estados Unidos, Biden prometió «poner manos a la obra» desde el primer día.

Se espera que firme 17 órdenes ejecutivas que dejarán sin efecto algunas de las políticas de la administración Trump, como detener la construcción del muro fronterizo, reincorporarse al Acuerdo Climático de París y la Organización Mundial de la Salud (OMS), detener el proyecto del oleoducto Keystone XL y poner fin a la prohibición de viajar a los musulmanes.

Fuente: https://mundo.sputniknews.com