Close
Una manera distinta de leer...

Beneficios socioambientales y económicos para los desarrollos inmobiliarios y turísticos al integrar la responsabilidad social y ambiental

  • Todo desarrollo inmobiliario o turístico está obligado a empatar las soluciones ambientales y sociales con el desarrollo económico, expusieron especialistas y autoridades en Foro ambiental.
  • La sociedad busca vivir más acorde con la naturaleza, lo que implica una gran responsabilidad para los desarrolladores e inversionistas, coinciden ponentes.

Bahía de Banderas.- En la actualidad toda inversión o desarrollo inmobiliario o turístico debe tener un impacto positivo en el medio ambiente y en la comunidad en donde se ubique para ser exitoso, además de contar con rigurosas medidas de prevención y planeación como regla para evitar riesgos y problemas durante su ejecución, afirmó Tania Mijares, especialista en temas ambientales y energéticos.

Al participar en el Foro: “Retos y Oportunidades Ambientales en el Municipio”, organizado por Bustamante + Freyre, despacho especializado en temas ambientales y energéticos, y que reunió a autoridades, desarrolladores y especialistas, Mijares afirmó que en la actualidad toda inversión debe considerar, además de su rentabilidad, el respeto al medio ambiente, su compromiso con la sustentabilidad y las mejoras de tipo social.

Por su parte, María de Lourdes Bello, experta en temas ambientales y sociales en proyectos de inversión mencionó como fundamental para cualquier inversión cuidarla desde el origen y para hacerlo, “hay que decirle al inversionista cuáles son los problemas reales y cómo solucionarlos desde el principio. Además de considerar el entorno social y adoptar medidas para la protección de la biodiversidad”.

Citó como ejemplo un caso en el estado de Coahuila en el municipio de Cuatro Ciénegas, donde se pretendió construir un campo de golf en una región donde el problema del agua es crítico, razón suficiente para que no prosperará.

“Tenemos que trabajar en acercar soluciones ambientales que combinen beneficios económicos y la parte social integrando los Principios de Ecuador y los lineamientos ESG (por sus siglas en inglés Environment, Social, Governance), que hacen referencia a los factores que convierten a un desarrollo en un proyecto sostenible, a través de su compromiso social, ambiental y de buen gobierno”, agregó Lourdes Bello.

El arquitecto Pablo Ricalde, responsable entre otros proyectos de diseñar y construir la cubierta del Acuario de Veracruz con materiales locales y de bajo impacto ambiental, destacó que en toda obra la planeación y el diseño son básicos, así como el análisis de sitio: “hoy hay una necesidad y búsqueda social de vivir más acorde con la naturaleza y es una responsabilidad para los desarrolladores”.

Agregó que todo desarrollo inmobiliario o turístico debe considerar tres aspectos:

1.    Diseños acordes al sitio

2.    Los impactos que generan los procesos constructivos

3.    La relación del inmueble y sus habitantes con el contexto            ecológico que los alberga y da sustento.

Los desarrollos inmobiliarios, dijo, “mejoran nuestra vida, nuestra cultura. Cobijan y encausan nuestras experiencias, moldean nuestra forma de vivir y relaciones y tienen gran importancia como herramienta para un cambio”, sostuvo Pablo Ricalde.

Señaló que la óptica debe ser resolver los problemas globales localmente, a través del uso de ecotecnologías que minimizan nuestra huella ecológica, incluso se puede aportar a la ecología local y resolver problemas globales. En este contexto recomendó prácticas como la recuperación pluvial, biodigestores, baños composteros, calentadores solares de agua y la instalación de sistemas fotovoltaicos, entre otras medidas, que pueden significar ahorros de hasta el 40%.

En su oportunidad Álvaro Daniel Macías, subdirector de Medio Ambiente del ayuntamiento de Bahía de Banderas, habló de la necesidad de alcanzar una mayor coordinación entre los tres niveles de gobierno, municipal, estatal y federal.

Agregó que, en el caso de Bahía de Banderas, donde el motor principal es el sector turístico, es necesario adecuar la reglamentación y fortalecer los usos de suelo. “El municipio recibe de primera mano las inconformidades, por eso es necesario mejorar la coordinación con las autoridades federales, que permita al municipio integrar más actividades y acceder a recursos federales”.

Quiénes somos:

Bustamante + Freyre es un despacho especializado en medio ambiente y energía, fundado en enero del 2021. Cuenta con un equipo de más de 50 profesionales entre los que se encuentran abogados, biólogos, geógrafos y sociólogos que ofrecen servicios legales, ambientales y sociales.

scroll to top