El Gobierno de México continuará su lucha en favor de un futuro permanente de igualdad, paz, tolerancia, libertad, prosperidad y justicia social, afirmó la Subsecretaria de Prevención y Participación Ciudadana, Diana Álvarez Maury.

“Que hoy y siempre seamos convocados a construir un México para todos, que se ama y se respeta, un México siempre unido”, aseveró al acudir en representación del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a la conmemoración del 157 aniversario de la Heroica Batalla de Puebla, celebrada en Tetela de Ocampo, por la destacada participación de su población en la Guerra de Reforma e Intervención Francesa.

La Subsecretaria Diana Álvarez Maury dejó en claro que la memoria histórica del pueblo de México estará presente y tendrá un lugar especial en la transformación del país, con el objetivo de no olvidar de dónde venimos y hacia dónde nos dirigimos.

Acompañada de autoridades municipales y estatales, señaló que el 5 de mayo es testimonio de que la defensa colectiva de los ideales, es el baluarte esencial de la integridad de la Patria y que la unidad es la primera vía para forjar el destino de bienestar compartido al que se aspira.

Subrayó el reconocimiento del Gobierno de México a las Fuerzas Armadas, cuyos integrantes –hoy y siempre– garantizan la integridad del territorio, de las instituciones republicanas y democráticas, inspirando a mujeres y hombres que anhelan libertad y el bien de sus comunidades.

Al reconocer la gloriosa participación del batallón de Tetela en la Batalla de Puebla, quienes salvaguardaron la soberanía del país, la Subsecretaria de Prevención y Participación Ciudadana destacó que este tipo de acciones son prueba fehaciente de la autodeterminación del pueblo mexicano, de su dignidad y de lo que se puede hacer frente a cualquier adversidad.

Los tetelenses fueron los primeros en enfrentar a los franceses a su llegada a Puebla el 5 de mayo de 1862, logrando –en conjunto con el Ejército mexicano, al mando del General Ignacio Zaragoza– la derrota del ejército francés, considerado el mejor del mundo.