Principal Metrópoli Con Bando 2, AMLO convirtió derecho a la vivienda en negocio para...

Con Bando 2, AMLO convirtió derecho a la vivienda en negocio para sus amigos inmobiliarios: Raúl Flores

2525
Compartir

El diputado local del PRD, Raúl Flores, lamentó que las y los capitalinos no estén conscientes que fue Andrés Manuel López Obrador quien durante su gestión como jefe de gobierno de la Ciudad de México convirtió el derecho a la vivienda y la necesidad por un desarrollo urbano regulado y eficiente en un negocio millonario para sus amigos inmobiliarios, en detrimento de la infraestructura urbana, la movilidad y el medio ambiente.El perredista recordó que tras el estrecho triunfo que logró en las elecciones del año 2000 y la falta de mayoría legislativa en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, López Obrador se abrogó la facultad de crear «bandos», anulando toda posibilidad de discusión en el legislativo sobre el tema bajo el pretexto de que se debía aprovechar la infraestructura existente para construir vivienda supuestamente de corte popular, en zonas y áreas de la ciudad que desafortunadamente fueron aprovechadas por desarrolladores inmobiliarios particulares para edificar departamentos destinados a la clase media y media-alta, lejos del alcance de las clases trabajadoras.
Durante su participación en la mesa «El sector inmobiliario: la visión mercantilista y el enfoque garantista del derecho a la Ciudad», como parte del foro internacional «Crecimiento Urbano y Derechos Humanos. Desafíos para la política urbana en la Ciudad de México», organizado por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Flores García afirmó que el Bando 2 decretado por López Obrador no sólo no abonó al derecho de todos a una vivienda digna, sino que provocó un serio detrimento de la infraestructura y de la dotación de servicios básicos, así como graves problemas ambientales y de movilidad por la multiplicación del parque vehicular, de estacionamientos y de infraestructuras exclusiva para autos particulares en las zonas centro y poniente de la capital.
Como Secretario de la Comisión de Desarrollo Urbano de la ALDF, Flores García señaló que a 15 años de distancia desde la aplicación del primer Bando que mantiene sobre pobladas y sobre explotadas delegaciones como Cuauhtémoc y Benito Juárez, el partido Morena por una parte dice estar a favor del desarrollo urbano ordenado y en contra de los abusos inmobiliarios, pero por el otro hace lo posible por dinamitar esfuerzos para ordenar el sector, como el Programa General de Desarrollo Urbano, que contó con la participación y con las propuestas de diversas organizaciones ciudadanas de todas las delegaciones y con el Consejo de Pueblos y Barrios Originarios.
«Es paradójico que Morena se diga a favor del ordenamiento inmobiliario pero en la pasada asamblea constituyente, donde tuvo como integrantes de su bancada a dueños de inmobiliarias como Elvira Daniel, haya creado un bloque que frenó la posibilidad de que la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México pudiera tener dientes y emprender juicios de procedencia contra quienes cometan delitos en materia de desarrollo urbano, contra empresarios y funcionarios que cometieran o permitieran violaciones a los usos de suelo y abuso inmobiliarios. Como en casi todos los temas, Morena es incongruente, hay un doble discurso. El mayor es que se dice de izquierda pero sigue boicoteando los esquemas de participación ciudadana como lo fue el Conduse».
El también presidente del PRD en la CDMX mencionó que de acuerdo a estimaciones de expertos se prevé que para el año 2030 la población urbana se incremente desproporcionadamente, por lo que es urgente que especialistas, ciudadanos y autoridades generemos las condiciones adecuadas para el bienestar de sus habitantes, evitando la generación de bolsas de pobreza alrededor de las metrópolis.
«El mercantilismo ha llevado a una visión que ha privilegiado el mero crecimiento económico sobre el desarrollo urbano ordenado, desde tiempos de Miguel Alemán se ha privilegiado la concentración del ingreso lo que ha desgraciadamente ha alterado las condiciones actuales del desarrollo urbano, haciendo cada vez más dispareja a la ciudad y generando mayor desigualdad. Se propiciaron grandes desarrollos habitacionales sin control que desafortunadamente con la llegada de la izquierda al gobierno de la Ciudad de México no pudo ser modificada».
Cabe destacar que durante el foro, “supuestos” vecinos asistentes intentaron boicotear la participación de Raúl Flores, acto que estuvo encabezado por Ángel Flores Molina, militante de Morena muy allegado a Martí Batres, por lo que el diputado lamentó que este tipo de actos sean aprovechados para llevar a cabo presuntas manifestaciones ciudadanas que son usadas con claros fines políticos para exacerbar los ánimos de agresión y de golpeteo político contra todo aquel que no piense como ellos.