AZCARM exigen intervención de autoridades ante violenta ocupación de Centro de Conservación de Quintana Roo y secuestro de cientos de animales

QUINTANA Roo.- La Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (AZCARM) le hace un enérgico llamado a las autoridades ambientales federales y del estado de Quintana Roo para que protejan la vida e integridad de cientos de animales en peligro de extinción que hoy se encuentran en riesgo debido a la violenta y armada ocupación del predio que alberga el Centro de Conservación “Croco-Cun” ubicado en el municipio de Puerto Morelos, Quintana Roo.

La noche del pasado viernes 19 de febrero, de manera furtiva, un grupo de aproximadamente 30 personas armadas con machetes, palos y otras armas blancas, irrumpieron ilegalmente en las instalaciones de “Croco-Cun” y extrajeron algunos ejemplares de vida silvestre de sus estancias y desde entonces han impedido el acceso al personal especializado de “Croco-Cun” a las diversas instalaciones para poder alimentar y cuidar a los cientos de ejemplares que ahí habitan.

El Presidente de la AZCARM, Ernesto Zazueta Zazueta, explicó que el impedimento para atender a los animales, las construcciones improvisadas que están realizando y la presencia de hombres armados en el Centro de Conservación está causando severo estrés en los animales y disrupciones en su hábitat, lo que significa un grave riesgo para su vida.

“Lo que están cometiendo estas personas es un grave delito ambiental, y es que tienen literalmente secuestrados a cientos de ejemplares de fauna silvestre que diariamente requiere de alimentación y de diversos cuidados no solo para sobrevivir, sino también para lograr la preservación de sus especies, muchas en peligro de extinción”, alertó.

El Presidente de la AZCARM explicó que está invasión violenta del predio y secuestro de animales ocurre luego de que personal de Centro de Conservación “Croco-Cun”, estuvo recibiendo diversas amenazas por parte de personas que dijeron ser enviadas por la empresa Cuinba, S.A. de C.V., cuyos representantes legales, José Eduardo Plasencia Bribiesca y Herman Alonso Plasencia Bribiesca, han exigido sin ninguna documentación de por medio la entrega y desalojo de los predios en los cuales se encuentra ubicado “Croco-Cun”.

Tras dichos amagos y amenazas Croco-Cun ha interpuesto diversas denuncias ante las autoridades competentes de la Federación, del estado de Quintana Roo y ante la

Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) para demandar la aplicación de medidas de seguridad que permitieran salvaguardar la integridad de los ejemplares de vida silvestre y garantizar su trato digno, sin obtener ningún tipo de respuesta.

“Es muy lamentable y preocupante lo que está sucediendo, esta violenta irrupción y retención de decenas de animales ocurre como si en Quintana Roo no existieran normas ni procedimientos ni ningún tipo de mecanismo legal. Quizá la empresa mencionada si adquirió o se hizo acreedora del predio en cuestión de alguna manera, pero no se ha realizado ninguna diligencia para que éste pueda ser debidamente desocupado y entregado. Una vez más los animales están siendo tratados con si fueran bienes muebles, como si fueran computadoras y escritorios, que pueden quedarse encerrados sin alimento ni cuidados, estamos hablando de cientos de ejemplares que en su mayoría pertenecen a especies en peligro de extinción, urge intervención de las autoridades”.

En este sentido, la AZCARM y los representantes legales del Centro de Conservación reiteran el llamado a las autoridades estatales y federales para que con la premura que la situación amerita, realicen las acciones pertinentes para proteger la vida y salvaguardar la integridad de las especies animales y para restablecer el estado de derecho.

El Centro de Conservación “Croco-Cun” trabaja desde 1997 para garantizar el bienestar de la fauna silvestre de la región, contribuyendo desde entonces con la conservación de la biodiversidad, así como con las autoridades medio ambientales del país para rescatar, resguardad, recuperar y preservar a diversas especies entre las que se encuentran cocodrilos, venados cola blanca, cuatíes, tortugas lagarto, mapaches y mojinas. Todas ellas hoy secuestradas y en riesgo inminente.