Avalan en comisión presidida por el PRI plantear modificaciones al presupuesto para el campo

Política

La presidenta de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria, la priista María de Jesús Maldonado Aguirre, informó que esta comisión avala, con el consenso de todos los partidos, la opinión sobre el Presupuesto de Egresos de la Federación 2022, donde, adelantó, se incluyen modificaciones de recursos para el campo, que de ser necesario discutiremos en el pleno del Palacio de San Lázaro.

Al encabezar las reuniones de mesa directiva y ordinaria de trabajo de esta comisión, la legisladora priista precisó que se plantea una partida para el campo de 53 mil millones de pesos, con un incremento de 7.7 por ciento para el próximo año, que supera la disminución que presentaba anteriormente, pero que son insuficientes para terminar con el rezago del campo.

Por ello, indicó que hay observaciones que recogen las opiniones de todos los grupos parlamentarios que se enviarán a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, donde se espera sean incluidas en su dictamen final, en caso contrario, afirmó que tendrán que reservar algunos artículos para discutirlos en el pleno.

En su oportunidad, el diputado priista Ismael Hernández Derás destacó que los legisladores de esta comisión avalaran, de manera unánime, el PEF 2022, pero, indicó que es importante empujar ante la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública el acuerdo de todas las fuerzas políticas para que se traduzca en cambios en algunos rubros importantes para el campo.

Resaltó que se debe aprovechar el momento histórico con la votación de esta comisión, en el sentido de construir frente al gobierno y las organizaciones económicas, sociales y del campo, al mismo tiempo, expresó la importancia que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural no pierda presencia frente a las necesidades que hoy tiene el campo mexicano.

El representante del partido tricolor resaltó también la importancia de aplicar el Censo Agropecuario, sin sesgos políticos o partidistas, con una estadística real de lo que está funcionando en el campo, con un diagnóstico por regiones, estados y temas fundamentales. “Un documento con el sustento de un órgano reconocido como el INEGI para tener datos y números que permitan opiniones racionales, equilibradas y con sustento”, anotó.

En su intervención vía remota, Julio Santaella Castell, presidente de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), explicó que el Censo Agropecuario se llevará a cabo a partir del mes mayo del próximo año, con un costo de 2 mil 700 millones de pesos, que permitirá actualizar los datos del campo, después de 15 años que no se aplica.