Close
Una manera distinta de leer...

Avala Comisión de Asuntos Migratorios su opinión al Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024

La Comisión de Asuntos Migratorios aprobó su opinión al Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024, que incluye un anexo con las propuestas de los legisladores integrantes, así como las observaciones presentadas por ciudadanos y organizaciones, además de un extracto de las audiencias y foros que se realizaron.
La presidenta de la instancia legislativa, diputada Julieta Kristal Vences Valencia (Morena), expresó que es inédito que por primera vez en esta Cámara se puede discutir el PND. Afirmó que en la audiencia pública sobre el análisis del Plan Nacional de Desarrollo, “Foro sobre Política, Gobierno, Austeridad en la Función Pública y Combate a la Corrupción”, todos los sectores fueron escuchados.
Subrayó que este gobierno tiene una idea muy clara de qué necesitan los migrantes, tanto nacionales como los centroamericanos.
“Hay mecanismos incluidos en el PND que van a acabar con la migración de raíz y fondo; esto se hará combatiendo la pobreza, la necesidad, el desempleo, la violencia, el saqueo y todos lo que estas poblaciones en el sur y norte del país viven cada día”, añadió.
Vences Valencia refirió que en la audiencia pública realizada el pasado 20 de mayo, se destacó que en derechos humanos el PND necesita especificar las políticas públicas de atención para la salud en las fronteras norte y sur del país, así como los diferentes problemas de trasiego de drogas, violación a los derechos humanos, entre otros.
También se propuso eliminar las prácticas discriminatorias institucionalizadas para garantizar los derechos humanos de todas las personas, la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, la atención ante cualquier tipo de violencia por prejuicio de cualquier naturaleza y la reducción de las brechas de desigualdad, con especial atención a los diferentes grupos en situación de discriminación.
De igual modo, promover y mejorar el acceso a los servicios de salud mental y apoyo psicológico en el Sistema Nacional de Salud Pública. Además, no se hace mención respecto de la importancia del corredor México-Estados Unidos, dado que es el más importante en el mundo, con más de doce millones de migrantes para hacer un diagnóstico completo de la situación en la que se encuentra México.
Faltan indicadores económicos respecto del envío de las remesas de los connacionales en Estados Unidos. El PND debe considerar el cambio en la dinámica de la movilidad entre México y Estados Unidos, porque a pesar de que el país sigue siendo el principal emisor de migrantes al vecino del norte, el flujo ha decrecido constantemente en los últimos años, siendo remplazado por migrantes de Centroamérica y el Caribe.
Otra aportación, dijo, es que se tienen que crear mecanismos eficientes de control que permitan la repatriación ordenada de los connacionales, con el propósito de que se expida en menor tiempo posible un documento de identidad que les brinde seguridad al momento de ingresar al país.
Una más es la que se refiere a modernizar los sistemas de gestión y capacitación al personal de las representaciones de México en el exterior. Promover convenios intersecretariales en materia de migración, así como a las personas víctimas de desplazamiento forzado e implantar mecanismos que garanticen su reintegración social.
Además, crear el programa educativo para menores binacionales y un sistema binacional de movilidad humana, con el objetivo de regularizar la situación de millones de personas que no tienen documentos de identidad al regresar al país.
También crear programas de fortalecimiento a las capacidades laborales y de certificación de habilidades; otorgar a los grupos de protección a la infancia y paisano el estatus de programa con presupuesto propio; velar por los convenios de los trabajadores migrantes, el de las migraciones en condiciones abusivas y la promoción de la igualdad de oportunidades y de trato de los trabajadores migrantes.
Se necesitan datos estadísticos que permitan sustentar el análisis que tiene el plan y contar con respaldo de información oficial. Se estima prudente que el gobierno adicione proyecciones con cifras numéricas que le faciliten identificar los cambios y tendencias a lo largo de seis años.
De igual forma, fortalecer la prestación de servicios consulares y la vinculación de comunidades de mexicanos en el exterior; emplear y modernizar la infraestructura para la facilitación de la entrada, estancia y salida de los flujos migratorios; desarrollar el uso de tecnologías de la información y comunicaciones para mejorar la eficiencia en el Instituto Nacional de Migración, y fortalecer la capacidad institucional de la Comisión de Ayuda a Refugiados.
Se expuso que se debe comenzar por reconocer que las personas afectadas son un gran número de mexicanas y mexicanos. Quienes sean desplazados deben ser protegidos y asistidos durante los desplazamientos, razón por la cual el Estado deberá proveer servicios y satisfacer necesidades básicas como alojamiento, alimentos, servicios médicos, documentos de identidad, educación, trabajo y vivienda.
El diputado Óscar Rafael Novella Macías (Morena) expresó que el PND, en el ámbito del flujo migratorio, resguarda los derechos fundamentales de los centroamericanos que transitan por México, para que tengan acceso a los mismos derechos de los ciudadanos mexicanos y plantea una estrategia de desarrollo regional como mecanismo de contención del proceso migratorio.
“No hay otra medida política más eficiente que dotar a las regiones de condiciones de desarrollo, con el objetivo de que no tengan que migrar las personas de forma obligatoria, sino por su voluntad”, añadió.
Su compañero de bancada, diputado Samuel Herrera Chávez, solicitó que los municipios sean parte del PND, para que fortalezcan sus finanzas, participación y desarrollo. Además, consideró fundamental que esta comisión rechace las políticas de Estados Unidos, que ha tomado como rehén el ambiente migratorio sobre el económico.
“Debemos hacer un pronunciamiento de rechazo contundente sobre esas políticas, pues va a dañar a los empresarios y agravará la inmigración y necesitamos cerrar filas en torno a la figura presidencial de México y sus acciones en este tema”, destacó.
De ese mismo grupo parlamentario, la diputada Maribel Aguilera Chairez señaló que es fundamental que esta comisión, junto con las de Economía y de Relaciones Exteriores puedan reunirse con funcionarios de la cancillería, con el propósito de cerrar filas y “ver qué podemos hacer los dos poderes, el Ejecutivo y Legislativo”.
Se pronunció por sumarse a los esfuerzos que ellos estén planeando realizar, “pero también nosotros poner algunas propuestas que puedan influir en algún momento en acciones gubernamentales y de modificación a la legislación en el tema exterior”.
La opinión fue remitida a la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos.

scroll to top