En atención al requerimiento de la Fiscalía General de la República (FGR), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Jalisco emitió dictámenes periciales correspondientes a la afectación del derribo y aprovechamiento de arbolado de pino (Pinus sp.), así como de madera en rollo localizada en cuatro vehículos, derivado de operativos realizados en abril en la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán.Los operativos—en coordinación con elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) del 102 Batallón de Infantería del Municipio de Autlán de Navarro–, fueron realizados en la zona núcleo de la Reserva de la Biosfera (RB) Sierra de Manantlán, donde se tuvo como resultado la puesta a disposición ante el Agente del Ministerio Público de la Federación, de tres personas, cuatro camiones cargados con madera y un patio de almacenamiento de la misma materia prima forestal.

Las personas puestas a disposición del Ministerio Público, fueron sorprendidas en flagrancia realizando actividades de derribo de árboles dentro de la RB Sierra de Manantlán sin contar con la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), donde se cuantificaron tocones de arbolado de pino afectación equivalente a mil 844.6 metros cúbicos en volumen total árbol.

En el lugar se localizaron cuatro camiones cargados con madera en rollo de pino, de los cuales, dos presentaron placas de circulación del estado de Michoacán y dos del estado de Jalisco, cuantificando un total de 198 piezas de madera en rollo de pino con 78.49 metros cúbicos. Además, en el lugar se localizó un patio de almacenamiento de madera en rollo, donde se contabilizaron 245 piezas de pino con un volumen de 105.02 metros cúbicos.

Por lo anterior, de conformidad con lo señalado en el artículo 170, fracción II, de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, se procedió al aseguramiento precautorio de los cuatro vehículos y los 183.510 metros cúbicos de madera en rollo de pino.

Los presuntos responsables podrán hacerse acreedores a multas que van de 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA) vigente, equivalentes a 8 mil 688 pesos y un millón 737 mil 600 pesos, respectivamente, de conformidad con lo señalado en el artículo 157, fracción II, de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.

Es importante señalar que, el Código Penal Federal establece en su artículo 418, I y II, que se impondrá pena de seis meses a nueve años de prisión y por el equivalente de cien a tres mil días multa al que ilícitamente desmonte o destruya vegetación forestal, corte, arranque, derribe o tale algún o algunos árboles, así como que la pena de prisión deberá aumentarse hasta en tres años más y la pena económica hasta en mil días multa, para el caso en el que las conductas referidas afecten un área natural protegida.

La Profepa, en coordinación con las instancias de seguridad federales, continuará con las acciones tendientes a inhibir, detectar y combatir los ilícitos forestales.