Muchos espacios se quedan en la memoria, pero Moisés Bustos Álvarez necesita capturarlos en imágenes: torres, cúpulas, enrejados, ventanas, jardines y edificios de la escena urbana, las cuales componen la exposición virtual Emociones, de la arquitectura a la fotografía.

La muestra es parte del XIV Congreso internacional: Administración y tecnología para la arquitectura, diseño e ingeniería, organizado por la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El fotógrafo y académico del Departamento de Procesos y Técnicas de Realización presenta una serie de instantáneas que revela su gusto por el volumen, la forma y los materiales, en continuidad con su trayectoria profesional como colaborador en el despacho de Teodoro González de León y el taller de Diego Villaseñor Cusi.

Poco más de 30 estampas dan cuenta de la diversidad de intereses del autor: la arquitectura religiosa, las vistas rurales y la dinámica urbana. Reconocido con el Premio a la Docencia 2019, el profesor de la División de Ciencias y Artes para el Diseño (CyAD) testimonia una mirada curiosa, que se detiene en sitios olvidados, escudriñando ángulos, matices y texturas.

Como refiere la cédula de bienvenida a la exhibición, Bustos Álvarez ha sido un aficionado a la fotografía desde los nueve años, cuando capturó sus primeras reproducciones con una cámara Kodak Brownie Twin 20 que utilizaba rollo de 126 mm.

“Con base en la captura de miles de impresiones ha identificado las condiciones para una buena toma; no gusta de preparar escenarios y en cambio prefiere adaptarse a los lugares y los momentos. Tampoco tiene alguna temática de preferencia, sin embargo, por su formación y actividad profesional la arquitectura es una constante”.

Así es como ha alimentado su labor fotográfica, que discurre por lugares emblemáticos de la Ciudad de México: el Monumento o El Ángel de la Independencia; el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, o el Paseo de la Reforma.

La exposición comprende Los 4 grandes, Buscando el cielo o Escultura urbana en cristal, en las que seduce con vistas de grandes volúmenes, inmuebles que se distinguen por sus frentes de cristal, estructuras metálicas y fachadas inteligentes.

Además se cuentan las series Reflejos y Celosías, en las que armoniza juegos geométricos, la repetición de patrones y la proyección de imágenes a manera de espejo, valiéndose de superficies acuosas o reflectantes para abatir los límites de la cámara.

Y, cual viaje por el espacio, el investigador de la UAM regresa a los vestigios edilicios con El tiempo no perdona, Ventana al cielo o Contrastes, ruinas de lo que fueran metrópolis, apenas reconocibles frontones de casitas… arquitectura cautiva y testimonio en el trecho y la memoria.

Exposición virtual Emociones, de la Fotografía a la Arquitectura

https://spark.adobe.com/page/UvjyO8bLHtT1b/