La Cámara de Diputados aprobó, con 459 votos a favor, cero en contra y una abstención, reformas a la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, a fin de que la Administración Pública impulse el pleno desarrollo, adelanto y empoderamiento de las mujeres con discapacidad, que permitan su inclusión social.

En sesión semipresencial, el dictamen a la minuta que modifica el párrafo cuarto del artículo 4 de la citada Ley, fue devuelta al Senado de la República para los efectos de la fracción E, del artículo 72 constitucional.

Al fundamentar el dictamen, la diputada Laura Barrera Fortoul (PRI), presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, explicó que la reforma tiene el objetivo de que la Administración Pública garantice políticas públicas para el pleno desarrollo, adelanto y empoderamiento de las mujeres con discapacidad.

Resaltó que lamentablemente las mujeres con discapacidad se enfrentan a dificultades mucho más graves en la esfera pública y privada; por ejemplo, obstáculos en el acceso a una vivienda adecuada, así como los servicios de salud, educación y empleo.

“Sabemos que los retos son enormes y que aún hay mucho camino por recorrer; es de vital importancia que se continúen impulsando acciones que atiendan la problemática de las niñas y mujeres con discapacidad, con la finalidad de una mayor autonomía, independencia, autosuficiencia y poder de decisión respecto de sí y de su entorno”, dijo.

A su vez, la diputada Martha Hortencia Garay Cadena (PRI) enfatizó que las mujeres con discapacidad no son sólo víctimas de la discriminación por su discapacidad, sino también por su razón de género; son un grupo invisibilizado, tanto institucional como socialmente, cuyos derechos humanos son violentados de forma constante en todos los ámbitos.

Comentó que la reforma tiene el objetivo de generar acciones afirmativas para acortar la desigualdad que sufren las mujeres con discapacidad; esta modificación permitirá visibilizar a este sector de la población para dotarlo de identidad.