La Cámara de Diputados aprobó, por unanimidad de 450 votos a favor, el dictamen que reforma la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano.

Establece que corresponderá a la Federación “impulsar y promover” en las instancias competentes de las entidades federativas y los municipios la creación de institutos “municipales, multimunicipales, metropolitanos y estatales” de planeación, cuyo objetivo será contribuir a la planeación, ordenamiento territorial y el desarrollo urbano.

Además, señala que será competencia de la Federación prever a nivel nacional las necesidades de tierra para desarrollo urbano y vivienda, evitando zonas de riesgo, priorizando las zonas que faciliten la introducción de servicios básicos de infraestructura y su resiliencia.

El dictamen se remitió al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

Fundamental, el fortalecimiento de los institutos de planeación

Al fundamentar el dictamen, la diputada Pilar Lozano Mac Donald (MC), presidenta de la Comisión de Desarrollo Metropolitano, Urbano, Ordenamiento Territorial y Movilidad, señaló que actualmente la ley establece la facultad de la Federación de proponer la creación de institutos de planeación, pero a la fecha ha sido insuficiente el andamiaje normativo para la constitución e implementación de los mismos.

Tal hecho, dijo, ha traído como consecuencia que a nivel federal, estatal y municipal, la creación y operación de los institutos de planeación carezca de una programación, coordinación y de una implementación estratégica, teniendo como resultado un desarrollo municipal sin orden de planeación, lo que esto termina por agravar la situación actual en materia de asentamientos humanos, ordenamiento territorial y desarrollo urbano del país.

Las acciones emprendidas por los gobiernos en este momento, dijo, “distan mucho de ser una respuesta a esto y a otros desafíos, por lo que es necesario aprovechar las oportunidades que presenta la urbanización, como un motor para impulsar el crecimiento económico, sostenido e inclusivo, así como la protección del medio ambiente, el desarrollo social y cultural”.

Con el dictamen, añadió, se busca que la Ley General contenga la implementación de institutos de planeación a nivel metropolitano, multimunicipal y municipal y, con ello, tener una coordinación eficaz, como parte de una estrategia global para la mejor planeación y desarrollo sostenible del país.

Además, se busca que los institutos de planeación formen parte activa del Sistema de Planeación del Ordenamiento Territorial, Desarrollo Urbano y Metropolitano, de las estrategias nacionales de ordenamiento territorial y de los planes y programas municipales de desarrollo urbano.

La diputada subrayó que el dictamen es respetuoso de la autonomía de los municipios y del federalismo; por ello, se buscó dar certeza y garantizar los principios de los mandatos normativos que se contemplan en la legislación en la materia, a efecto de dar cumplimiento con la finalidad y los objetivos que implican la planeación, el ordenamiento territorial y el desarrollo urbano sustentable y sostenible.

El fortalecimiento de los institutos de planeación, afirmó, es fundamental y necesario en la Ley General, ya que la planeación urbana y el ordenamiento territorial constituyen los temas centrales del desarrollo urbano en la agenda nacional e internacional.

Planeación para el desarrollo nacional

El promovente de la iniciativa, diputado Carlos Alberto Morales (sin partido), resaltó que con las reformas se promueve la planeación integral, desde el ámbito municipal, estatal y metropolitano, con el propósito de generar desarrollo territorial y urbano planificado, sustentable y sostenible, así como generar las condiciones de prosperidad y pleno goce de derecho a la ciudad, entendido como el derecho a cambiar y a reinventar la ciudad conforme a las necesidades de cada municipio.

Los institutos de planeación, dijo, además de ser una realidad nacional, deben ser organismos públicos desconcentrados y autónomos; integrado por profesionales, responsables de la planeación estratégica, mediante la formulación, instrumentación, control y evaluación de proyectos que articulen las áreas de gobierno con la ciudadanía, coadyuven y contribuyan al desarrollo sustentable de los municipios.

“Nunca más improvisación y ocurrencias; por el contrario, debemos tener una visión de futuro y una planeación para el desarrollo nacional que todas las mexicanas y los mexicanos merecemos, pues de acuerdo al Inegi, el 78 por ciento de la población vive en zonas urbanas”, añadió.