Javier Bárcenas

La Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular por mayoría la iniciativa de dictamen por el que se reforma la Ley de Instituciones de Crédito y del Código Civil Federal, para que jóvenes menores de entre 15 y 17 años puedan fungir como titulares sin la necesidad de tutores para abrir cuenta bancaria.

La iniciativa con proyecto de decreto que envió el Ejecutivo Federal, beneficiaría a más de 7.5 millones de jóvenes menores de edad, que podrían beneficiarse para poder abrir una cuenta de banco, y recibir en esa cuenta los apoyos que pretende otorgar el Gobierno federal.

Cabe mencionar que el Banco de México y la Secretaría de Hacienda presentaron programa para quitar barreras de entrada para impulsar la inversión de jóvenes entre los 15 y 17 años que pudieran tener su primera cuenta bancaria como titulares, sin la autorización de padres o tutores.

Con 414 votos a favor, una abstención y uno en contra, este último de la diputada Lidia García Anaya del partido Morena, se aprobó la iniciativa enviada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

También se aprobaron con 404 votos a favor y uno en contra, dos reservas que presentaron las diputadas Claudia Pastor Badilla del PRI y Cecilia Anunciación Patrón Laviada, del PAN, quienes en su exposición de motivos alertaban de los riesgos que existe con la apertura de las cuentas para los jóvenes sean presa del crimen organizado.

La diputada Claudia argumentó que con la reforma que se aprobó se está abriendo una puerta sin contrapeso para que los adolescentes pidieran ser “caldo de cultivo” para la delincuencia organizada.

Puso como ejemplo, que un joven de 15 a 17 años deposita un millón de pesos en esa cuenta, que no tendrá la supervisión de un adulto, cómo puede explicar el joven el ingreso, sus padres no podrían saberlo y los bancos no podrían explicar esas operaciones.

En el caso del derecho penal los jóvenes no pueden ser procesados como adultos, eso eleva el riesgo para que los jóvenes sean blanco para la delincuencia, y además para abrir una cuenta el banco pide una identificación oficial, pues los jóvenes no la pueden tener, como es la credencial de elector, licencia o pasaporte al que no tienen acceso.

La reserva propuesta por el PRI es para que se atiendan las obligaciones y el régimen de protección que debe prevalecer para los adolescentes y agregar un transitorio que el Congreso de la Unión        que se comprometa a tener en un plazo máximo de 180 días a la entrada en vigor del presente decreto, una adecuación integral en las distintas normas que involucran a la población entre 15 y 17 años.

Entre estas a la La Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia, el Código penal Federal, Ley Nacional Integral de Sistemas Justicia Penal para Adolescentes, Ley de Salud, entre otras del sume al ámbito de tan importante segmento.

Por su parte, la diputada Cecilia Anunciación Patrón Laviada, manifestó que la intención de su reserva es precisamente el dejar claro que este Poder Legislativo es intransigente en el cuidado de la seguridad de los menores de edad que serán los titulares de estas cuentas.

“No debemos permitir que dada su condición de vulnerabilidad se generen abusos por parte del crimen, es porque, proponemos que se incluya en el artículo tercero transitorio de la Ley de Instituciones de Crédito, que las disposiciones de carácter general sobre estas nuevas cuentas para jóvenes”, dijo.

Se incorporen medidas que permitan asegurar el cumplimiento del régimen de prevención de lavado de dinero, establecido en el artículo 115 de esta ley.

Durante las argumentaciones en tribuna, el diputado Benjamín Saúl Huerta Corona de Morena dijo la Fundación de Estudios Financieros Asociación Civil, en su análisis sobre la dinámica de acceso al crédito formal en México, precisa que las políticas públicas que buscan la inclusión financiera puedan ayudar a mejorar el nivel de bienestar de la población más desfavorecida, los jóvenes.

Actualmente existe la apertura de cuentas bancarias para mayores de 15 años y menores de 18 y esto solo puede realizarse a través de un representante y con la reforma que se plantea se incorporará a los jóvenes al servicio financiero por sí mismos.

El diputado José Rigoberto Mares Aguilar del PAN, manifestó que otro punto importante de esta propuesta consiste en robustecer el sistema financiero con más ahorradores, lo cual es vital si consideramos que el ahorro interno juega un papel fundamental en el desarrollo de los países, pues se convierte en la principal fuente de recursos para el financiamiento de la inversión y para la generación de proyectos promotores del desarrollo, tanto social como económico.

Los legisladores de Acción Nacional votaremos a favor de este dictamen, porque estamos convencidos de que este es uno de los caminos para lograr que a través de la apertura de cuentas bancarias millones de jóvenes de entre 15 y 17 años tengan la posibilidad de acceder, de manera fácil, al sistema financiero.

El diputado Fernando Galindo Favela, dijo que esta propuesta significa un avance en materia de inclusión financiera, puesto que abre la posibilidad de que más personas tengan acceso a los servicios y productos financieros que ofrece la banca mexicana.

No obstante, como muchas reformas que se ponen a consideración de este Congreso, esta iniciativa está incompleta, pero con esta iniciativa se puede incrementar el riesgo que los jóvenes caigan en manos de la delincuencia organizada, especialmente en el rubro de lavado de dinero.