La Comisión de Pesca, que preside el diputado Eulalio Juan Ríos Fararoni (Morena), emitió su opinión respecto al Proyecto de Presupuesto de Egresos para el Ejercicio Fiscal 2021, correspondiente al ramo 08 “Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural” orientado a la actividad pesquera y acuícola.

El documento señala que la Comisión plantea fortalecer la partida presupuestal destinada a la operación del programa rector y a los órganos que se enfocan a su desarrollo, a fin de dar cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la Agenda 2030.

Agrega que el presupuesto para el sector tiene una variación nominal negativa que supera los 75 millones de pesos. Entre los programas que se afectan está el de Regulación, Supervisión y Aplicación de las Políticas Públicas en materia Agropecuaria, de CONAPESCA, que tiene una disminución de poco más de 63 millones de pesos.

Señala que el presupuesto que el Ejecutivo Federal proyecta para el Ejercicio Fiscal 2021 se encuentra definido dentro del Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Rural Sustentable (PEC) que contempla un monto presupuestal por 334 mil 875 millones de pesos.

De estos, para la actividad pesquera, dentro del Ramo 08 “Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural”, se proyecta un presupuesto 115 por ciento mayor en términos reales comparado con el aprobado en 2020, al pasar de mil 159.4 millones de pesos a dos mil 578 millones de pesos; es decir, mil 418.3 millones de pesos más.

Dicho total, orientado a la actividad pesquera, resulta de sumar los presupuestos que se propone por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca y del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura.

Ante ello, la Comisión sugiere incrementarlo por lo menos a 500 millones de pesos, ya que el programa se enfoca a labores de inspección y vigilancia.

También solicita incluir en el PEF 2021 un Fondo para resarcir la caída de la producción de la Pesca Ribereña por un monto de 50 millones de pesos, a fin de minimizar el impacto económico que enfrentan los pescadores debido a la mala captura de diversas especies por el cambio climático y la contingencia sanitaria.

Agrega que para el Programa de Fomento a la Agricultura, Ganadería y Pesca, se proyectaron mil 508 millones, 940 mil 464 pesos; sin embargo, para incrementar el bienestar de los pescadores, se propone homologar el monto de las transferencias de Bienpesca, al que otorga el Programa Sembrando Vida a los productores agrícolas de ejidos y comunidades, que asciende a cinco mil pesos mensuales, que significa un total de 11 mil 400 millones de pesos.

Para fortalecer las acciones de inspección y vigilancia de la Comisión Nacional de Pesca, se propone un incremento de 161 millones 637 mil 772 pesos para quedar en un monto total de 500 millones para el Programa Regulación, Supervisión y Aplicación de las Políticas Públicas en Materia Agropecuaria, Acuícola y Pesquera.

Para la investigación se propone un monto global de 500 millones de pesos; es decir, un incremento de 208 millones 805 mil 722 pesos a fin de promover el fortalecimiento de las capacidades del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura. El presupuesto actual es de 291 millones 194 mil 278 pesos.

Es indispensable destacar la importancia de la pesca y la acuacultura, apostar a su desarrollo y propiciar su fortalecimiento que permitirá contribuir a la seguridad y soberanía alimentaria, al desarrollo económico de comunidades costeras y con aguas interiores, así como de productores acuícolas, cita la opinión.