La Cámara de Diputados aprobó por 396 votos a favor la minuta con proyecto de decreto que reforma diversas disposiciones de la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, con el objetivo de mejorar las condiciones de igualdad para los elementos que deseen participar en los concursos de promoción de grado.

Al fundamentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Defensa Nacional, diputado Benito Medina Herrera (PRI), explicó esta reforma busca eliminar como requisito para participar en los concursos de selección para ascensos, la obligación de los mayores, capitanes y tenientes de las clases de arma y de servicio del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, de prestar como mínimo dos o tres años de servicios como tiempo de antigüedad en el grado y en las unidades de dichas instituciones castrenses.

Precisó que la reforma significa una oportunidad de permitir a las y los integrantes del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, de crecer en su ambiente laboral, lo que se traduce en la posibilidad de obtener mejores prestaciones y mayor seguridad social.

Al dar la postura de su partido, el diputado del PRD, Raymundo García Gutiérrez dijo que el dictamen tiene por objeto garantizar a las y los militares mexicanos que se integren a las fuerzas de mantenimiento de la paz de la ONU, que el tiempo de servicio que presten en estos cuerpos les sea contabilizado para el otorgamiento de los ascensos que les correspondan y las recompensas que les sean concedidas.

El diputado sin partido, Héctor Serrano Cortés señaló que nuestras Fuerzas Armadas son, sin duda, uno de los pilares que conforman el Estado mexicano, por ello deben ser reconocidas en todo momento. “Es de todos sabido lo difícil que es ascender por la ruta de escalafón a la posición castrense más relevante”.

La diputada Adriana Lozano Rodríguez, de Encuentro Social, se dijo a favor de robustecer el derecho que tiene toda persona a un desarrollo profesional digno y con oportunidades de crecimiento laboral. “Estamos mejorando y actualizando la propuesta a la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos para que su personal no dependa de requisitos que pudieran contradecir las normas o la protección a los derechos humanos”.

El diputado Juan Francisco Ramírez Salcido (MC) resaltó que hay personal que presta sus servicios en los estados mayores, cuarteles generales, planteles militares, que cuentan con la capacidad, potencial y experiencia para participar en los concursos de promoción; sin embargo, al desempeñar diversas órdenes y comisiones de servicio no cumplen satisfactoriamente el requisito de tiempo de antigüedad.

Del PT, el diputado Armando Javier Zertuche Zuani afirmó que sería inhumano y egoísta pensar que colocando trabas y negando el digno acceso a la seguridad laboral podríamos conseguir mejores resultados. “Tenemos la convicción de seguir apoyando al pueblo, sin olvidar precisamente que el soldado es pueblo uniformado”.

Juan Ortiz Guarneros, del PRI, comentó que más allá de sus misiones y atribuciones de defensa a la soberanía e integridad del territorio mexicano, el Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana cumplen con otras tareas igual de importantes en beneficio de nuestra nación. “Ante los desastres naturales, son ellos los primeros en llegar a las zonas afectadas para salvar vidas, aun a costa de la de ellos”.

Del PAN, el diputado Fernando Torres Graciano relató que muchas veces estos oficiales dejan de estar en el cargo, puesto, o función, porque reciben el mandato y la orden de un superior de ir a hacer otro tipo de tarea, ya sea administrativa o en las actividades de operaciones de la paz de los Cascos Azules de la ONU. “Pareciera que el ser disciplinado, el acatar la orden de un superior, lejos de beneficiarle le perjudica porque deja de generar antigüedad en ese cargo en el que estaba”.

De Morena, la diputada Guillermina Alvarado Moreno afirmó que el marco legal de las Fuerzas Armadas debe ser actualizado. “Debemos eliminar los candados para que nuevos prospectos accedan con igualdad de circunstancias a espacios de mayor rango y relevancia. Es un compromiso darles las herramientas para su crecimiento y desarrollo a todos los elementos castrenses”.

Del PAN, el diputado Iván Arturo Rodríguez Rivera dijo que los ascensos y recompensas son un homenaje para el personal del Ejército por su labor a favor de México. “Reiteramos el compromiso y admiración a las fuerzas armadas, por ello, con esta reforma se garantiza una vida mejor y más digna”.

La diputada Carmen Julia Prudencio González (MC) afirmó que la reforma facilita la participación en los concursos de selección para ascensos, lo que beneficia a quienes por méritos merecen ser reconocidos, sin demérito de la capacidad y participación que se debe poseer para el desempeño del grado inmediato superior.

El diputado de Morena, Felipe Rafael Arvizu de la Luz mencionó que el dictamen elimina las deficiencias jurídicas que limitan el ascenso y permite que las y los oficiales de arma y de servicio puedan concursar en igualdad de circunstancias; por ello, “votaremos a favor para permitir que las y los integrantes del Ejército y Fuerza Aérea tengan las mismas oportunidades de desarrollo”.