Principal Agricultura Aprobar un raquítico presupuesto al campo obligará a incrementar importaciones de maíz...

Aprobar un raquítico presupuesto al campo obligará a incrementar importaciones de maíz en 2020

151
Compartir

La Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional, expuso su preocupación a unas horas de que la Cámara de Diputados discuta el Presupuesto al campo pues reduce en prácticamente el 40.6% el monto de recursos al agro nacional y propiciará la pérdida de la capacidad productiva del campo mexicano además de obligar la importación de maíz para el año 2020 a casi 24 millones de toneladas provenientes de Estados Unidos.
Esto significa un retroceso en el sector primario pues en la misma Comisión de seguimiento a las acciones apoyadas por el Programa Especial Concurrente (COSAPEC) del Consejo Mexicano de Desarrollo Rural Sustentable, en días pasados en sesión de trabajo, se presentó un estudio en el que se señala que para el año 2020 se tiene contemplado importar hasta 7 millones de toneladas de maíz, señaló el Vocero de la CNPA-MN, Jesús Gutiérrez Valencia.
Esta cifra de importaciones se da ya que en 2019 se dejaron de producir 5.5 millones de maíz por la sequía en el país. En 2019 las importaciones de maíz de México sumarán 15 millones 541 mil toneladas, estimó.
Igualmente de acuerdo al pronóstico estadounidense para el consumo total de maíz en México para 2019/20 es de 44.7 millones de toneladas, un incremento de 2.3% en comparación con el año anterior, dijo.
Si a ello le agregamos que en el presente año hubo un subejercicio de más de 145 mil millones de pesos en diversos programas sociales incluido el apoyo al campo, estamos ante la profundización del neoliberalismo puesto que ello implica que el Estado abandona su responsabilidad de implementar políticas públicas orientadas a generar autosuficiencia alimentaria como base para nuestra soberanía nacional.
Desde febrero de este año, advertimos que de continuar con una política principalmente asistencialista se condenaría al campo mexicano al abandono y a que nuestro país pierda su capacidad productiva a mediano plazo.
Si este dato no le preocupa al Presidente Andrés Manuel López Obrador, porque es “terco” y prefiere gastar el recurso público en su ejército electoral mal llamado “Servidores de la Nación” y en políticas clientelares, esperamos que al menos en los diputados haya cordura y hagan valer que son uno de los poderes del Estado mexicano y no aprueben a raja tabla y “sin mover ni una coma” el Presupuesto propuesto por el Ejecutivo Federal.
Hemos platicado, comentó, con diversas fracciones parlamentarias (excepto de Morena, Panal y PVEM) y reconocen lo erróneo de la propuesta del Presidente pero han sido sinceros al decirnos que han recibido la instrucción o sea “línea” de votar por la propuesta del Presidente sin cambiar nada.
Les recordó a la actual legislatura en la Cámara de Diputados que la actual coalición gobernante, cuando estaba en la oposición señalaba sin chistar a los representantes en el congreso federal de los sexenios pasados de ser “borregos”, “levanta dedos” a quienes eran afines al gobierno en turno. ¿Cómo se asumen ahora?
El Presidente López Obrador puede seguir descalificando a las organizaciones indígenas y campesinas que nos hemos movilizado en días recientes, cuántas veces quiera, eso lo pinta como un hipócrita porque viene afianzando su alianza con grupos caciquiles corruptos y con “la mafia del poder” que tanto dijo querer combatir, pero ahora camina de la mano con ellos para profundizar el modelo neoliberal generador de la desigualdad social en nuestro país.
Finalmente, a diputadas y diputados, les hizo un llamado a que reflexionen seriamente y sean verdaderos representantes populares o simples comparsas del gobierno en turno convertidos en súbditos.