PUEBLA, PUE. – A sus 17 años, Gerardo Lomelí Ponce es considerado el mejor corredor latinoamericano en la categoría Sub 20, está ubicado como el quinto más veloz del mundo y es parte del equipo nacional de relevos 4×100 para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.Parte de su proceso de preparación inicia este sábado 15 de febrero, cuando encabece el selectivo estatal de atletismo en la pista de tartán del Centro de Alto Rendimiento “Mario Vázquez Raña”, esto previo las competencias nacionales 2020 a cargo de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).
A través del Instituto Poblano del Deporte (INPODE), Lomelí Ponce recibe apoyo de parte del Gobierno del Estado para la realización de pruebas médicas, de resistencia, fuerza y velocidad, a fin de tener un diagnóstico certero de su condición actual y continuar con su preparación.
“Agradezco al Gobierno del Estado por estar cerca de mí y apoyándome, es algo que en otras administraciones no se había hecho, mi trabajo y esfuerzo fueron recompensados con el Premio Estatal del Deporte 2019”, comentó Lomelí Ponce.
Dentro de los logros obtenidos por este atleta, se encuentran las tres medallas de la Olimpiada Nacional de Atletismo del 2019 celebrada en Chihuahua, competencia en la que ganó en las pruebas de 100 y 200 metros planos y su desempeño fue fundamental para el triunfo de la delegación poblana en la prueba de 4X100.
Además, en la prueba de los 200 metros planos, impuso récord nacional con un tiempo de 21 segundos y 14 centésimas.
A estos triunfos se deben sumar los resultados del Campeonato Nacional de Atletismo Juvenil Sub-18 en Salamanca, Guanajuato, en donde obtuvo el primer lugar en la prueba de los 100 metros planos y el récord nacional en los 200 metros planos.
En 2019, el gobernador Miguel Barbosa Huerta le entregó el Premio Estatal del Deporte en la categoría de Deporte Convencional, además de una beca y un estímulo económico por 36 mil 666 pesos.
Este año, el atleta competirá en XVIII Campeonato Mundial de Atletismo Sub-20 a celebrarse del 7 al 12 de julio en Nairobi, Kenia.