Aplicar el principio de máxima interculturalidad, indispensable para resolver los conflictos político-electorales de pueblos y comunidades indígenas: magistrado Felipe de la Mata Pizaña

Política
  • Las sentencias del Tribunal Electoral han podido dimensionar la solución de conflictos de este sector de la población; el gran reto es conseguir que los avances alcanzados no tengan retrocesos, destacó.

Al impartir la conferencia magistral “Avances de la Participación y Representación Política de los Pueblos Indígenas”, el magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Felipe de la Mata Pizaña, aseveró que para que los jueces electorales resuelvan los problemas político-electorales de estas comunidades es necesario que comprendan el contexto, la cosmovisión y apliquen el principio de máxima interculturalidad.

En esta ponencia con la que inició el Foro “Inclusión y diversidad, alcances de la participación y representación política de los Pueblos y Comunidades Indígenas: Proceso Electoral 2021-2022”, organizado por el Tribunal Electoral, el magistrado De la Mata Pizaña insistió que aunado a esta máxima interculturalidad, es indispensable plantear que los jueces electorales sean parte de los sistemas normativos internos, es decir, que fueran indígenas, a fin de que haya una sensibilización más directa para resolver sus conflictos, por ello planteó la necesidad de una reforma en este rubro.

Frente a líderes e integrantes de pueblos y comunidades indígenas del estado de Hidalgo, así como de autoridades electorales y organizaciones de la sociedad civil, el magistrado de la Sala Superior subrayó que en tanto no haya una reforma al respecto, es necesario que los asuntos de los pueblos y comunidades se analicen con una visión intercultural para tratar de romper el marco ideológico de la cosmovisión occidental, porque, indicó, a veces se tiene una visión a medias en la interpretación normativa.

Al recordar que entre el 15 y 20 por ciento de la población en México pertenece a pueblos y comunidades indígenas, De la Mata Pizaña destacó que las sentencias del Tribunal Electoral han podido dimensionar la solución de conflictos, aunque el gran reto es conseguir que los avances alcanzados no tengan retrocesos y el desafío para los legisladores es sensibilizarse en torno a los problemas de los que son diferentes.

Concluyó que a partir de 2016 en el Tribunal Electoral se ha aplicado esa visión de interculturalidad, pero, dijo, faltan reformas para que la justicia electoral comprenda la otredad y resuelva de la mejor manera los conflictos político-electorales de las comunidades indígenas.