El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la presentación de avances del Plan de Desarrollo para la Migración con el que el Gobierno de México cumplirá los acuerdos establecidos con el gobierno de Estados Unidos.

En conferencia de prensa destacó que entre las acciones de la comisión especial dedicada a atender el flujo migratorio, se garantiza la protección de los derechos humanos y el fomento a la creación de empleos en las comunidades de origen de las personas.

Con el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dejó claro que no permitirá el tráfico de mujeres, hombres y menores de edad.

El Plan cuenta con la participación de 17 organismos de la Organización de las Naciones Unidas. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), por ejemplo, respaldará las acciones respecto al cuidado de las niñas y niños.

El presidente consideró una posible reunión con el presidente Donald Trump después de tres meses de que termine el periodo fijado para implementar la estrategia en Centroamérica y en el sur de México. Indicó que podrían dialogar y evaluar resultados.

“Queremos estrechar los lazos de amistad con el pueblo estadounidense. Hemos notado que hay un trato respetuoso. Aspiramos a tener una buena relación bilateral. Agradecemos las expresiones del presidente Trump y del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau”.

Destacó que evitar una guerra comercial con el país vecino no fue un asunto menor, ya que varias industrias podrían verse afectadas.

“Por nosotros no va a quedar la confrontación, sino mano abierta y tendida. No se puede gobernar solo con el discurso, la carga en nuestras ideologías. Debemos gobernar entendiendo las realidades, la geopolítica y actuar con juicio práctico. La política es, entre otras cosas, el equilibrio entre principios y eficacia”, expresó.

Anunció su decisión de no asistir a Japón a la Cumbre G-20. En su lugar asistirán el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa.

“Nos quedaremos en México porque estamos consolidando el proyecto de Bienestar y tenemos el compromiso de informar a los mexicanos en el Zócalo el 1 de julio sobre los avances del gobierno.

Con todo respeto a los internacionalistas y diplomáticos, la mejor política exterior es la interior; si estamos bien en nuestro país, tendremos el respeto en el concierto de las naciones. Si en México hay bienestar, paz y felicidad, tendremos el reconocimiento de otros pueblos y gobiernos”, precisó.

Asimismo, dijo que procurará las reuniones bilaterales y los encuentros con los jefes de Estado del mundo.

El presidente recordó que este fin de semana en el Complejo Cultural Los Pinos se llevará a cabo la subasta de bienes inmuebles y los recursos recaudados se destinarán en beneficio de las comunidades pobres de La Montaña de Guerrero.

Además de participar, los asistentes ayudarán con su compra a quienes más lo necesitan por sus condiciones de pobreza y marginación.