Al iniciar el Ciclo Escolar 2019-2020 en todas las escuelas, centros y unidades del Instituto Politécnico Nacional, el Director General del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas, anunció una inversión de 87 millones de pesos para la conclusión del Edificio de Aulas, Bioquímica y Microbiología de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas Unidad Zacatenco, el cual albergará salas de seminarios, salones y laboratorios, que beneficiarán a una comunidad de 5 mil 100 estudiantes de licenciatura y posgrado, 800 académicos y 250 trabajadores de apoyo y asistencia a la educación.

Rodríguez Casas enfatizó que hoy se hace realidad algo que se planeó desde hace dos años cuando fungió como director de esta escuela, la cual recuerda con cariño por ser su alma máter. “Este va a ser un edificio funcional y seguro; el compromiso es que en agosto del próximo año esté totalmente terminado”, acotó.

Subrayó la necesidad de ofrecer nuevos espacios a los estudiantes para no tener aulas provisionales como las que tiene esta escuela el día de hoy y, sobre todo, “que nos permita incrementar la matrícula en esta unidad optimizando los espacios”.

Detalló que la conclusión del edificio, cuya cimentación y estructura se edificó desde 2013, se efectuará con recursos provenientes del Fondo de Investigación del IPN.

Explicó que al tiempo que se realiza la construcción de este nuevo espacio académico, se contemplarán las necesidades para la instalación del mobiliario, equipamiento y laboratorios.

El edificio tendrá una superficie de 8 mil 50 metros cuadrados, que albergarán 30 aulas académicas para impartición de cátedra, seis laboratorios, cinco salas de seminarios, seis módulos de baños, zona lúdica y de convivencia, además de estacionamiento para 40 vehículos. Con un sistema constructivo de bajo impacto amigable con el medio ambiente que implica la utilización de materiales innovadores, se reducirá el peso del inmueble en 330 toneladas.

Finalmente, el Director General del IPN señaló que este nuevo espacio permitirá hacer más eficiente el proceso de enseñanza-aprendizaje de la comunidad académica de la ENCB y puso como ejemplo que actualmente los alumnos de quinto y sexto semestre de Ingeniería Bioquímica tienen que trasladarse de la antigua Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (localizada en el Casco de Santo Tomás) a la nueva unidad académica de Zacatenco para cursar sus estudios.