Anuncia diputada priista Mariana Nassar Ley Olivia, para atender a madres y padres en duelo por muerte gestacional, perinatal y neonatal

Política
  • La legisladora aseguró que es necesario visibilizar este duelo para tener una atención humana y respetuosa.
  • La diputada Frinné Azuara informó que desde 2018 a la fecha, se ha incrementado de manera considerable estas pérdidas, como no se había visto en tres décadas por la falta de presupuesto.

La Ley Olivia tiene el propósito de brindar una atención multidisciplinaria a las madres, padres y familias que han pasado por una muerte gestacional y perinatal, porque, generalmente, es un duelo silencioso, del que poco se habla o del que se prefiere no hablar, ya que se piensa, erróneamente, que esa es la mejor manera de apoyar, aseguró la diputada federal Mariana Nassar Piñeyro.

En conferencia de prensa, la integrante del Grupo Parlamentario del PRI, anunció la propuesta legislativa Ley Olivia, después de meses de trabajo y acompañada de las opiniones y reflexiones de diversas asociaciones civiles; personal médico de hospitales públicos y privados; organizaciones gubernamentales; expertos nacionales e internacionales, así como el análisis emitido por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de esta Cámara.

La legisladora puntualizó que esta iniciativa plantea siete derechos mínimos y no limitativos: recibir una atención digna, humana y respetuosa; despedirse de su hija o hijo, abrazarlo, vestirlo, tomar fotografías y videos. Este punto especifica que las familias tienen derecho a despedirse de sus hijos en caso de una muerte gestacional, perinatal y neonatal, así como en los casos donde el personal de salud informe a la madre y el padre que le queda poco tiempo de vida al pequeño.

También plantea que los padres y las familias reciban información veraz, clara, oportuna de las causas de la muerte de su bebé; en la medida de lo posible, permanecer en una habitación independiente al área de maternidad; tener apoyo de contención emocional, así como psicológica y tanatológica durante el proceso de duelo; conservar recuerdos de su hija o hijo, y contar con información clara, para en caso de ser necesario, la madre o el padre soliciten el certificado por muerte gestacional.

Indicó que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante el 2022 se contabilizaron 25 mil muertes gestacionales, representando un incremento del 8.7 por ciento en comparación con el 2021, mismas que es necesario visibilizar.

Acompañada de las diputadas Frinné Azuara, Eufrosina Cruz y María Elena Serrano, Nassar Piñeyro sostuvo que, al establecer estos derechos, se asegura que las autoridades competentes contemplen mecanismos para su protección y garantizar su cumplimiento. Además, dijo, incorpora la atención de las muertes gestacionales, perinatales y neonatales como materia de salubridad general.

Y para complementarlo, anotó, se busca promover e impulsar campañas y programas de salud para prevenir trastornos relacionados con este tipo de duelos, así como la instalación de salas de despedida en los hospitales que brinden atención materno-infantil.

La representante del PRI por el estado de Oaxaca, destacó que a esta Iniciativa de ley decidió llamarla de esta manera como un homenaje a la memoria y al recuerdo de su hija Olivia.

En su intervención, la legisladora Frinné Azuara informó que desde 2018 a la fecha, la razón de muerte paterna se ha incrementado de manera considerable, como no se había visto en tres décadas por la falta de presupuesto. En ese año, agregó, se registraban 34 muertes maternas por cada 100 mil nacidos vivos registrados y hoy son 54, el incremento es cruel y lastimoso.