Ante repunte de casos de COVID-19, ordena el gobernador Adán  reducir movilidad y restringir venta de alcohol

VILLAHERMOSA, Tab.- Al emitir un decreto por el que se establecen medidas extraordinarias de inmediata ejecución para contener el repunte de casos positivos de COVID en Tabasco, el gobernador Adán Augusto López Hernández aseveró que así como es obligación del Estado garantizar la salud de los tabasqueños, también es responsabilidad de todos salir adelante y vencer a la pandemia.

Dejó claro que evitar una segunda oleada de la enfermedad en la entidad implica una responsabilidad compartida entre gobierno y sociedad, por lo que instó a la ciudadanía a acatar ahora más que nunca, las medidas de cuidado recomendadas por las autoridades sanitarias.

“Estamos en grave riesgo de que se oficialice un rebrote que nadie quiere”’, advirtió López Hernández, al comunicar que en los últimos días ha habido un repunte en la tasa de positividad de pacientes, como resultado, en parte, de que ahora se aplican el doble de las pruebas que se realizan hace apenas 15 días atrás.

En un video mensaje difundido la mañana de este lunes, a través de sus redes sociales, el mandatario hizo ver que no es momento de confiarnos, pese a que en Tabasco “afortunadamente el número de hospitalizados y la cifra de fallecimientos se mantienen a la baja”.

Informó que en promedio, en la entidad el número de fallecidos sigue en uno o dos casos diarios, mientras que la ocupación hospitalaria registra al momento una tasa de 17 o 18 por ciento.

No obstante, Adán Augusto López sentenció que ante el incremento de casos positivos, las nuevas medidas extraordinarias tienen el propósito de prevenir y adelantarnos a los acontecimientos.

López Hernández estableció que el decreto publicado en el Diario Oficial del Estado aumenta las medidas sanitarias para, entre otras cosas, reducir la movilidad, restringir el horario de operación del comercio no esencial, y regular el horario de la venta de alcohol en restaurantes y en negocios establecidos.

“No se trata de un cierre total o de impedir totalmente las actividades económicas pero sí de una reducción de la movilidad que nos pueda ayudar a mantener baja la pandemia”, acentuó.

Puntualizó que seguirá manteniendo comunicación con la ciudadanía, con el fin de tenerla permanentemente informada sobre la evolución de las acciones extraordinarias.