El Presidente de Acción Nacional, Marko Cortés Mendoza, afirmó que ante la crisis de sentido común por parte de las autoridades federales, la pandemia le ha recordado al mundo y a los mexicanos que la vida y la salud son lo primero, y por tanto, la economía debe estar al servicio de la vida.“Esto requiere de solidaridad, de subsidiariedad para cuidar en este momento el ingreso familiar y el empleo en el sector productivo. En este momento es cuando nosotros debemos asumir nuestra historia y debemos decirle a los mexicanos qué es lo que nosotros creemos y debemos buscar ofrecerles alternativas reales, para poder salvar ese dolor”, comentó.

Al participar en el foro virtual “Diálogo Nacional Por la Reconstrucción”, organizado por Futuro 21, dijo que en este momento nos debe de unir el destino compartido que tenemos como país, porque somos víctimas de la misma crisis, de la incompetencia de este gobierno, para buscar soluciones que nos permitan salir adelante, porque lo que se ha hecho hasta el momento no será suficiente y no servirá para mucho.

“Es increíble que con una crisis de salud y económica, como la que enfrentamos, con una crisis de los precios del petróleo a nivel mundial, no le quede claro al gobierno federal que es tiempo de cancelar, por ejemplo, el proyecto de Dos Bocas y reorientar esos recursos para cuidar la vida, para reactivar la economía, cuidar el ingreso y el empleo familiar”, sostuvo.

En ese sentido, acotó Cortés Mendoza, “también nos debe de unir la certeza de que, pasando esta crisis sanitaria y económica, deberemos trabajar juntos o por separado por una nueva mayoría en la Cámara de Diputados en el 2021 para que todos volvamos a ser escuchados y para que en la pluralidad podamos construir soluciones”.

El Presidente del PAN afirmó que hoy “la gente y en especial los más desprotegidos, esperan de nosotros solidaridad y respuestas, que llenemos el espacio vacío que ha dejado la autoridad federal, respuestas para el empresariado común; ese que no tiene acceso con el Presidente como son los grandes capitales, pero que dependen de él meseros, cocineros, familias enteras, personas que viven al día”.

Por ello llamó a la sociedad a sumar sin claudicar convicciones, a dejar de lado las diferencias ideológicas y políticas para asumirnos todos como mexicanos y cuidar el único país que tenemos.

“Todos debemos decírselo al Presidente de la República López Obrador: los partidos, los empresarios, los académicos, científicos, sociedad civil, las iglesias, todos juntos, que no podemos hoy apostar a la división, que estamos enfrentando un momento muy delicado y que México nos requiere a todos unidos, sin prejuicios ideológicos, reconociendo que las mejores soluciones nacen de la pluralidad, de la democracia y de la aceptación de las diferencias”, expuso.

Si el Presidente López Obrador no está de acuerdo con este llamado, concluyó, no sería la primera vez que México tenga que enfrentar por sí solo ante la ausencia de la autoridad, esta crisis en salud, economía y seguridad.

Participaron en el foro representantes de organizaciones empresariales, campesinas, comerciales y civiles, así como gobernadores, dirigentes políticos, legisladores, académicos, artistas, creadores, comunicadores, líderes sociales y urbanistas.