CHIHUAHUA, Chih.- Con el fin de analizar e intercambiar información respecto a las estrategias de prevención por COVID-19, el secretario de Salud Jesús Enrique Grajeda participó en una reunión virtual con sus pares de todo el país.Dicha reunión fue encabezada por el secretario de Salud del Gobierno Federal, Jorge Alcocer Varela.

Como parte de la agenda de trabajo, se compartieron las experiencias de los estados sobre el número de casos y atención que se brinda a los pacientes COVID-19, además se analizó el número de ventiladores, medicamentos y equipo de bioseguridad disponible en las unidades de los estados donde el problema es crítico.

Grajeda mencionó que Ciudad Juárez representa el mayor reto en la entidad, por su colindancia con Estados Unidos.

Sostuvo que por medio del Plan Emergente de Apoyo y Protección a la Salud, Empleo e Ingreso Familiar impulsado por el gobernador Javier Corral, se ha fortalecido al sector salud con la adquisición de ventiladores y compra de insumos.

Actualmente el estado de Chihuahua cuenta con 257 ventiladores fijos y otros 28 portátiles para el traslado de pacientes, con lo que se ha podido extender la atención a las personas que así lo requieren.

El funcionario estatal añadió que se determinó la conversión de cuatro hospitales para atender exclusivamente a pacientes con COVID-19, los cuales se encuentran estratégicamente ubicados en el norte, centro y sur del estado, con lo que se cubre municipios de alta demanda como Juárez, Chihuahua, Delicias y Parral.

Dijo que para el estado de Chihuahua vienen las dos semanas más críticas respecto al número de casos, por lo que aquí prevalecerán las medidas de distanciamiento social y de quedarse en casa hasta que la curva de contagios se logre aplanar.