El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados, y los institutos Belisario Domínguez (IBD) del Senado de la República y Nacional de Administración Pública (INAP), realizaron la cuarta sesión de la presentación del libro y seminario “Transición y Cambio del Congreso Mexicano”.

En el transcurso de esta reunión, se analizaron “Los temas fundamentales de la agenda legislativa”.
Cambios para consolidar la transformación
El presidente de la Comisión Asuntos Frontera Sur, diputado Raúl Eduardo Bonifaz Moedano (Morena), afirmó que “la Cámara de Diputados acompañará la reconstrucción del país por convicción, no por consigna, manteniendo la independencia y el respeto de los otros poderes porque así fue el mandato de los ciudadanos”.
El principal objetivo es avanzar en la paridad de género e igualdad sustantiva, no sólo en el Poder Legislativo, sino en todos los espacios donde se toman decisiones importantes. Aún falta mucho por hacer y en últimas fechas hay propuestas del INE con pronunciamientos no sólo de la actual Legislatura, sino de las representantes políticas del país, destacó.
La LXIV Legislatura es la primera de la Paridad de Género, integrada por el 48 por ciento de representación femenina en ambas cámaras. El Senado cuenta con el 49 por ciento de legisladoras y la Cámara de Diputados con el 48 por ciento; con ello, México logró posiciones dentro de los 10 primeros congresos con más de 40 por ciento de mujeres en su integración en América Latina, refirió.
Apuntó que desde hace varios años se han impulsado acciones para que los partidos políticos postulen más mujeres para integrar el Congreso, y fue hasta esta Legislatura cuando se logró la paridad que tanto se buscó.
Rodrigo Ávila Barreiro, secretario técnico del IBD, apuntó que ahondar en los temas que impulsa el Congreso de la Unión es de la mayor relevancia, como la equidad en un país que “sigue cojeando fuertemente sobre la desigualdad social”, que es una cuestión fundamental, junto con el tema migratorio.
Agradeció la participación de los ponentes del Poder Judicial, de diputados, de la sociedad civil, del sector académico y de instancias internacionales.
La moderadora, Rosa María Mirón Lince, investigadora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y presidenta de la Asociación Mexicana de Estudios Parlamentarios (AMEP), resaltó la importancia de incorporar el pluralismo al Congreso mexicano convirtiéndolo en un espacio abierto al diálogo y negociación, el cual en los últimos 20 años no contó con una mayoría.
La también coordinadora del libro “Transición y Cambio del Congreso Mexicano”, refirió que la elección de 2018 modificó el sistema de partidos, con uno predominante en la integración de ambas cámaras, lo cual cambió la correlación de fuerzas. Por ello, consideró coyuntural analizar cómo se percibe la agenda legislativa en estas condiciones.
Avances en derechos políticos, electorales y paridad
Janine M. Otálora Malassis, magistrada de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), habló de los avances en la LXIV Legislatura sobre los derechos políticos y electorales, la ampliación de la paridad más allá de los congresos, extendiéndose a ayuntamientos, organismos autónomos y tribunales, así como tipificar la violencia política contra las mujeres.
Afirmó que falta una reforma electoral que dé nuevo rumbo y abone a fortalecer la democracia, basada en cuatro ejes: consolidar la paridad de género, participación política de grupos marginados, como los pueblos indígenas, que no acceden a cargos públicos; fortalecer a las instituciones electorales y simplificar las reglas de los procesos de elección para no caer en constantes litigios.
Consolidar al Congreso como elemento de gobernabilidad
Annabelle Sulmont, coordinadora del Proyecto de Políticas Públicas con Enfoque de Desarrollo Humano en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), aseveró que el Congreso necesita consolidarse como factor de la gobernabilidad democrática, independientemente de su conformación por las fuerzas políticas.
Consideró que el Congreso de la Unión debe profesionalizar a sus equipos técnicos, a fin de que haya una relación más simétrica con los demás poderes; que la toma de decisiones se apoye en criterios de análisis y que haya mejores reglas internas para deliberar con mayor pluralidad entre los grupos parlamentarios y la sociedad.
En la última sesión de la presentación del libro y seminario se analizó el tema “Transición y Cambio del Congreso Mexicano”. Participaron Fernando Dworak Camargo, coordinador del Diplomado en Planeación y Operación Legislativa del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), y Víctor Alarcón Olguín, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa.
Asimismo, Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de Acción Ciudadana del Frente a la Pobreza, creada por más de 60 organizaciones de la sociedad civil.