Analizan iniciativa del Ejecutivo sobre reducción de la jornada laboral en Foro de Diálogo Estatal de BCS

Política
  • Líderes sindicales y representantes obreros, se pronuncian a favor de la reducción de la jornada laboral

La Junta de Coordinación Política y la Comisión de Trabajo y Previsión Social realizaron en La Paz, Baja California Sur, el Foro de Diálogo Estatal para analizar y discutir la propuesta de reforma al artículo 123 constitucional, enviada por el Ejecutivo Federal, en materia de reducción de la jornada laboral y protección al salario.

Ante representantes del sector obrero, empresarial y del gobierno local, el presidente de la Comisión, diputado Alfredo Porras Domínguez (Morena), dijo que este foro tiene como finalidad unir al sector obrero y al patronal, para construir el México que todos deseamos, pues la patria requiere del esfuerzo de todos, ya que no hay aquí rentabilidad política para nadie.

Por ello, exhortó a todos los presentes a no perder ya más tiempo y hacer las cosas bien, así como usar las herramientas más valiosas de la política que es el diálogo, como lo hace en estos momentos la Cámara de Diputados en toda la República, a fin de poder plasmar en la ley lo que las y los mexicanos decidan en estos encuentros.

A su vez, el diputado Juan Ramiro Robledo Ruiz (Morena), presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, subrayó que desde hace muchos años los trabajadores han vivido rezagados en su participación de la economía del país, pero ahora empiezan a ser reivindicados y se pretende que dejen de ser pobres, pero se requiere de la voluntad de todos y de la responsabilidad social de los empresarios.

La presidenta de la Comisión de Seguridad Social, Ivonne Cisneros Lujan (Morena), indicó que la propuesta de reforma al artículo 123 constitucional tiene que ver precisamente con el tema de elevar a rango constitucional el derecho a una pensión digna, por lo que las y los diputados buscan crear un Fondo de Pensiones para el Bienestar, que le dé sustento a esa propuesta.

Por su parte, la diputada Susana Prieto Terrazas (sin partido), secretaria de la Comisión, aseguró que ahora a las diputadas y diputados les toca escuchar a estos sectores, para contar con el material suficiente que les permita emitir su voto personal y razonado cuando se someta a votación la reducción de la jornada laboral, y para que el salario se vuelva un principio constitucional y así nunca más se aumenten los ingresos de los trabajadores por debajo de la inflación.

Al inaugurar el evento, en representación del gobernador, Víctor Manuel Castro Cosío, el secretario del Trabajo, Bienestar y Desarrollo Social en la entidad, Omar Antonio Zavala Agúndez, destacó que lo importante es nutrir con el diálogo la propuesta de reducir las horas de trabajo para beneficiar a la clase obrera, y para fortalecer al sector empresarial.

Intervenciones de ponentes

El secretario general del Comité Ejecutivo Nacional de la CROC, Isaías González Cuevas, respaldó la propuesta de reducir la jornada laboral, pues hoy los tiempos han cambiado y un obrero necesita hasta dos horas para llegar a su fuente de empleo y el mismo tiempo para volver a su hogar, con lo que se va perdiendo el diálogo y la unión con la familia.

Aclaró que para que haya productividad, el trabajador tiene que estar bien física y mentalmente; la reducción de las horas de trabajo les va a dar esa estabilidad y las empresas saldrán ganando, continuarán siendo fuertes y con una gran producción, por lo que solo falta la voluntad política.

En su oportunidad, el director del Consejo Coordinador Empresarial de la Paz, José Edmundo Rangel Vázquez, se pronunció a favor de que se revalore la reducción de las horas laborables, en virtud de que todos los sectores están vinculados entre sí y mientras para algunos sería benéfico, para otros representaría la contratación de más personal.

De igual forma, el secretario general de la CTM en la entidad, Amadeo Murillo Aguilar, señaló que, ante los grandes avances de la tecnología, “la era robótica ya nos alcanzó” y esta situación obliga a pensar en la reducción de las 40 horas de trabajo. Citó como ejemplo las tiendas de autoservicio, donde ya hay máquinas que han sustituido a las cajeras.

El representante de la Coparmex en BCS, Luis Aguilar Paulin, consideró necesario establecer esquemas que ayuden a los empresarios a mejorar la calidad de vida de los trabajadores, a través de deducir los bonos de productividad y los vales de despensa; sin embargo, subrayó que México no está listo para una reducción total de horas de trabajo, este esquema se tiene de dar de manera gradual en el país.

Por su parte, el secretario general seccional del Sindicato Minero, en ese estado, Alejandro Cortés Pérez, hizo un llamado de unidad a todos los presentes para lograr que se apruebe la reducción de 48 a 40 horas de trabajo, con un pago de 56 horas, pues es lo más justo para solucionar una demanda histórica en beneficio de la clase obrera del país.

Por su parte, la consejera regional de la Canirac, Julia Lorena Hinojosa Cabrera, enfatizó que, si se aprueba esta reforma en materia laboral, se “matará” a muchas micro y medianas empresas, pues hasta el momento no se les ha considerado dentro de esta discusión, a pesar de que el 85 por ciento de los empleos los otorga este sector.

Por ello, demandó que estos cambios se den paulatinamente, para evitar que este sector comercial se vaya a la quiebra, ya que, si se impone la reducción a 40 horas, se terminará con las micro y pequeñas empresas; además, se deben buscar los mecanismos para que el comercio informal entre a la formalidad.

Assaf Motaño Famania, secretario seccional del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, dijo que esta propuesta es una reivindicación histórica del movimiento obrero sindical y, para lograr el objetivo, se debe apoyar en una nueva política enfocada a reducir las desigualdades, a través de proyectos de infraestructura, industriales y laborales, que revaloren el esfuerzo de los obreros.

El presidente de la Canacintra, Francisco Valdez, consideró necesario y urgente modificar la Ley Federal del Trabajo, con la finalidad de elevar la productividad y la competencia de las empresas; con ello, la clase laboral tendrían mejores condiciones y la reducción de sus horas de trabajo.

Adriana Estrada Sánchez, secretaria general de la CROC de Sonora, enfatizó que las mujeres no trabajan únicamente ocho horas, pues su jornada inicia a las 4 de la mañana para tratar de dejar organizado su hogar. “La realidad va más allá de las estadísticas. Ser jefa de familia implica estrés y desgaste físico; se necesita un balance entre lo laboral y familiar para tener un mejor desempeño”.

David Gracia Hinojosa, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados de La Paz, afirmó que su sector está a favor de reformas que ayuden a mejorar la calidad de vida de los trabajadores, ya que su ramo dio trabajo en 2018 a más de dos millones 47 mil personas a nivel nacional. “Para cuidar esta fuente de trabajo es crucial apoyar al sector empresarial en el momento de la aplicación de la reforma, más aún, porque la mayoría son micronegocios que aún sufren las consecuencias de la pandemia global”.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores del Campo SUMATE, Gabriel Trujillo Ocampo, señaló que es justo para las y los trabajadores que tengan una jornada de 40 horas, cinco días de trabajo por dos de descanso, y así tener tiempo disponible para convivir con su familia. Consideró que se deben impulsar reformas que fortalezcan la autonomía del Infonavit y garanticen su sustentabilidad financiera, así como cuidar los recursos ahorrados por los derechohabientes e impulsar modelos de adquisición de vivienda alcanzable para las y los trabajadores.

Ana Lorena Barajas Lizardi, representante de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), señaló que las empresas no tienen posibilidad de deducir los apoyos; propuso realizar una integración paulatina de la iniciativa y que ésta sea analizada de manera profunda. “Queremos los empresarios ver acciones de regulación” y de incentivos.

Juan Magno Morán, representante de las juventudes sindicalistas de la CROC, se pronunció por brindar mayor protección al salario y que se exente del ISR a quienes ganen dos salarios mínimos. Además, que se reduzca la jornada laboral, porque eso no disminuye la productividad y ayudará a evitar el trabajo informal.

Miguel Ángel Robles Manríquez, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, dijo que no es momento de hacer una reforma en la materia porque, en el caso de la construcción, implicaría aumentar sus costos. Pidió analizar bien las propuestas, y dar una mayor protección a las y los trabajadores.

Juan Felipe Rivera, secretario seccional del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social en la entidad, conminó a las diputadas y diputados a realizar un análisis detallado sobre las verdaderas necesidades de los trabajadores y de los empresarios, y a partir de ahí lograr un equilibrio que favorezca a ambos sectores, para lograr la excelencia.

El líder de la Unión de Baja California, Alan García, indicó que en la entidad ya hay empresas que trabajan bajo el esquema de 4×3, que significa cuatro días de trabajo y tres de descanso, que hacen un total de 42 horas; por ello, se deben buscar esquemas alternativos que reduzcan las horas con un buen salario para todos los obreros.

El secretario general del Sindicato Salinero en BCS, Luis Martín Pérez Murrieta, aseguró que sí es posible reducir las horas de trabajo, aunque las empresas no son todas iguales, pero es viable la posibilidad de disminuir de 48 a 40 horas la jornada de trabajo, tomando en cuenta un esquema multifactorial.

Finalmente, David Illedra Villegas, secretario general de CROC en ese estado, comentó que no se trata solo de tener dinero en la bolsa, sino contar también con una estabilidad emocional y psicológica, pues muchos trabajadores no tienen más que un día para atender a su familia, por lo que es importante aprobar la iniciativa.