La tarde de este martes 20 de octubre, los gobernadores miembros de la Alianza Federalista Silvano Aureoles, Javier Corral e Ignacio Peralta, así como representantes de la Alianza Federalista, nos reunimos con los Coordinadores de los grupos parlamentarios que constituyen el Bloque de Contención del Senado, integrado por Acción Nacional, el Partido Revolucionario Institucional, el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano en las instalaciones del Hotel Marquis de la Ciudad de México para una profunda discusión sobre el destino de 109 fideicomisos y fondos públicos.

En la convergencia tanto los gobernadores aliancistas como el Bloque de Contención coincidimos en que la desaparición de los fideicomisos no sólo se trata de una acción de confiscación y centralización de recursos, sino que atenta contra la autonomía de organismos públicos y se basa en un discurso descalificador, estigmatizante y con fines políticos y divisorios. En esta reunión se acordó convocar a la brevedad a una deliberación pública sobre la verdadera dimensión del problema, pues la lógica de clasificar de “corrupto” a todo razonamiento y análisis serio relativo a este tema es una suerte de extorsión mediática, pública y política. Por su parte, los Senadores convocantes se comprometieron a respaldar esta causa por medio de sus facultades y junto a la Alianza dar la batalla legislativa, ética, legal y política, además de establecer un mecanismo de seguimiento a los temas conjuntos. Los Gobernadores insistimos a la junta en que se formule un debate técnico-jurídico para respaldar las acciones de controversia constitucionales que emanen de una decisión arbitraria y errada por parte del Grupo Parlamentaria de Morena en el Senado, pues nos queda claro que la extinción de los 109 fideicomisos refleja la reiteración de políticas públicas clientelares y centralizadoras que agravian a personas, sectores e instituciones que defienden los derechos conquistados a lo largo de décadas y dejan en la incertidumbre a estados y municipios. Por otro lado, dejamos en claro que el golpe a la investigación científica y al desarrollo tecnológico por medio de estas derogaciones significa un retroceso brutal para el país, pues es imposible prescindir de éstos sin que se atente contra el porvenir, a la vez que se ignora que la vida institucional de estos esfuerzos depende de los apoyos y representa un severo impacto a la inversión y al progreso, circunstancia que se recrudece en el marco de la pandemia por Covid-19 y que no hace sino agravar la brecha social existente. Las prospectivas y exigencias expuestas por el Bloque de Contención y la Alianza Federalista son fundamentales porque se basan en criterios incluyentes, holísticos y que apelan a una rigurosa metodología basada en la evidencia y en el análisis de especialistas, además del apego a procesos legislativos que enaltecen una visión de Estado plural, responsable y que respete los principios de la división de poderes. La instauración de propuestas holísticas que defiendan los 109 fideicomisos y que aboguen por un replanteamiento sobre el destino de recursos públicos es una de las principales preocupaciones que concierne a nuestra agrupación, por ello esta reunión representa, para nuestras entidades federativas y para México, un paso más hacia el fortalecimiento de un federalismo magnánimo, de auténtico progreso y equilibrio de poderes; recinto donde las voces disidentes encuentren eco y efecto. Ante el miedo generalizado instalado en el país por una transición autoritaria y ante decisiones unilaterales y concentradoras del poder que afectan a amplios sectores de la sociedad, hoy más que nunca se debe alzar la voz. Resistir en unidad es nuestra mayor fortaleza.