Principal Cultura Alfredo Del Mazo y su esposa Fernanda Castillo recorren exposición de catrinas...

Alfredo Del Mazo y su esposa Fernanda Castillo recorren exposición de catrinas elaboradas por adultos mayores

307
Compartir

TOLUCA, Edomex.- El gobernador Alfredo Del Mazo y su esposa Fernanda Castillo de Del Mazo visitaron la exposición de 45 catrinas elaboradas por abuelitas y abuelitos mexiquenses. Ahí, el mandatario estatal les compartió a los adultos mayores que participaron en el Primer Concurso de Catrinas, del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIFEM), que con su dedicación y trabajo mantienen vivas las tradiciones y fortalecen la identidad del pueblo mexiquense, así como del Día de Muertos.
Durante el recorrido, el gobernador y su esposa saludaron y convivieron con niñas y niños del albergue del DIFEM, quienes maquillados como espectros y calaquitas, los recibieron con alegría y los acompañaron en su trayecto. Además, Alfredo Del Mazo saludó a los abuelitos que elaboraron estas piezas, que requirieron de uno a dos meses de trabajo; también se colocaron ofrendas típicas de los pueblos originarios del Estado de México: mazahua, nahua, otomí, tlahuica y matlazinca.
Cabe señalar que, la exposición está conformada por 45 catrinas elaboradas por abuelitos que asisten a Casas de Día del Adulto Mayor, en 64 municipios mexiquenses, así como por estudiantes de tres universidades. Las piezas muestran elementos propios de cada región, como barro o tule, en el caso de Metepec y Lerma, o pencas de maguey que sobresalen en la catrina de Tenango del Valle, así como hojas de maíz teñidas, vestidos típicos de estas fechas, flores de cempasúchil o amaranto, frijol y maíz. Además, los concursantes utilizaron materiales reciclados como cartón, papel, unicel, envolturas y pet, entre otros.
Las catrinas ganadoras correspondieron a las Casas de Día de Tequixquiac, que obtuvieron el primer lugar; la de Acambay, el segundo puesto y la de Ocoyoacac, merecedora del tercero. Por lo que los días 31 de octubre y 1 de noviembre, la exposición abrió sus puertas al público, así que más de 5 mil niños y niñas llegaron al lugar para celebrar el Día de Muertos y recibir su “calaverita”.