Objetos cotidianos que destacan por su diseño, su significado o la imagen que representan, son convertidos por Alberto Cruz en grabados y, a su vez, en amuletos que el artista originario de Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca, comparte con el público a través de la exposición Símbolo-amuleto que se exhibirá en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) a partir del 13 de junio.
La muestra integrada por 28 grabados en linóleo, de 19 x 14 centímetros, que contienen pequeñas imágenes de dos o tres centímetros, es producto de su último año de trabajo.
Ganador en 2016 del Premio Takeda, V Bienal Nacional de Artes Gráficas Shinzaburo Takeda, Alberto Cruz indicó que en el grabado ha encontrado uno de sus principales medios de expresión.
Con estudios en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, el artista trabaja con objetos de la vida diaria, como unos lentes, una licuadora, una bolsa de refresco con popote, que luego transforma en grabados. “Son piezas que me interesan por su diseño, su significado o su imagen; son cosas muy simples, pero que representan algo especial para mí y que técnicamente se resuelven muy rápido”.
Añadió que este conjunto de grabados son también símbolos y amuletos, similares a los iconos que se utilizan en teléfonos o gadgets y que representan un lenguaje muy común en la actualidad.
“Para mí hay una relación entre este tipo de símbolos y los amuletos, que mucha gente vincula con cuestiones religiosas. Estos dos lenguajes, dos conceptos, se conjugan y conviven en esta serie”.
Alberto Cruz también se ha destacado por su trabajo como ilustrador infantil y es actualmente miembro del Taller de Gráfica Burro Press, de Oaxaca.
Símbolo-amuleto se inaugura el jueves 13 de junio, a las 19:00 horas, en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, en avenida Juárez 201, Oaxaca, Centro.