Grupos armados en Camerún, Sudán y Sudán del Sur han respondido al llamado de la ONU y han declarado un alto el fuego unilateral. En el Día de África, Guterres pide a otros movimientos armados y gobiernos en el continente que hagan lo mismo para derrotar al COVID-19.

Los países africanos han «demostrado un liderazgo admirable» al luchar contra la pandemia de COVID-19, pero más naciones en todo el continente donde prevalece el conflicto deberían prestar atención al llamado de la ONU a un alto el fuego global , afirmó el Secretario General.

Con motivo del Día de África que se celebra este lunes, António Guterres aseguró que la pandemia «amenaza con descarrilar el progreso» que permitiría a los países alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y los objetivos de desarrollo establecidos en la Agenda 2063 de la Unión Africana (UA).

La UA ha establecido un grupo de trabajo para desarrollar una estrategia en todo el continente y designó enviados especiales para movilizar el apoyo internacional. Su Consejo de Paz y Seguridad también ha tomado medidas para contrarrestar el impacto negativo del COVID-19 en la implementación de acuerdos críticos de paz y esfuerzos de reconciliación.

Guterres señaló que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de África establecieron un fondo de respuesta, mientras que los Estados miembros africanos han emprendido «medidas sólidas para contener la propagación del virus y mitigar los impactos socioeconómicos».

El Secretario General agradeció el apoyo de la Unión a su llamado de alto el fuego global, un imperativo que también refleja el tema 2020 de esa organización: «Silenciar las armas: crear condiciones propicias para el desarrollo de África».

“Grupos armados en Camerún, Sudán y Sudán del Sur han respondido al llamado y han declarado un alto el fuego unilateral. Imploro a otros movimientos armados y gobiernos en África que hagan lo mismo. También acojo con beneplácito el apoyo de los países africanos a mi llamado a la paz en el hogar y al fin de todas las formas de violencia, como por ejemplo contra las mujeres y las niñas ”, dijo.

La política y el virus

Está previsto que unos 20 países africanos celebren elecciones este año, algunos de los cuales probablemente se pospongan debido a la pandemia, con posibles consecuencias para la estabilidad y la paz, advirtió el Secretario General.

«Insto a los actores políticos africanos a participar en un diálogo político inclusivo y sostenido para aliviar las tensiones en torno a las elecciones y mantener las prácticas democráticas».

Impactos de la pandemia en el continente

La semana pasada, la ONU emitió un informe político que describe los impactos de la pandemia en el continente: “Hacemos un llamado para el alivio de la deuda y la acción para mantener el suministro de alimentos, proteger el empleo y apoyar contra la pérdida de ingresos y ganancias de exportación. Los países africanos, como todos, en todas partes, también deberían tener acceso rápido, igualitario y asequible a cualquier vacuna y tratamiento eventual ”, recalcó el titular de la ONU.

Ahora existe una oportunidad para que los gobiernos africanos «aprovechen el momento» para dar forma a nuevas políticas que refuercen los sistemas de salud, mejoren la protección social y sigan vías amigables con el medio ambiente.

Dirigir las medidas a las personas empleadas en el sector informal, la gran mayoría de las cuales son mujeres, será un paso importante hacia la recuperación, dijo Guterres, al igual que empoderar a las mujeres para garantizar su plena participación y liderazgo.

«La inclusión y el liderazgo de los jóvenes también serán cruciales en cada paso del camino», concluyó.