El Presupuesto que la Secretaría de Finanzas del Gobierno capitalino prevé asignar el próximo año al Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) representa una reducción de casi el 40% del gasto proyectado por este organismo autónomo, lo que implicaría un impacto significativo en la organización del Proceso Electoral Local Ordinario 2020-2021.

Lo anterior, en virtud de que el Paquete Fiscal enviado al Congreso de la Ciudad de México propone un recorte de 588 millones de pesos al Proyecto del Presupuesto de Egresos 2021 del IECM, lo cual afecta los recursos que este Instituto requiere utilizar para cumplir con sus atribuciones y organizar los comicios locales.

Frente a esta propuesta, el IECM actualmente busca canales de comunicación con el Gobierno de la Ciudad de México y con el Congreso local, para exponer el impacto que tendría un eventual recorte a la solicitud de Presupuesto de Egresos 2021, sin dejar de lado el reconocimiento a la situación económica por la que atraviesa el país derivado, principalmente, de los efectos de la pandemia por el COVID 19.

La reducción en el presupuesto afectaría las actividades cotidianas e impactaría la organización de las elecciones del 6 de junio del próximo año, en que se renovarán Diputaciones locales, Alcaldías y Concejalías, pues no se contaría con el presupuesto necesario para desarrollarlas.

El IECM es la autoridad encargada de ejercer la función electoral del Estado en la capital del país, y los recursos que requiere dependen de los mandatos constitucionales y legales para organizar los ciclos electorales, es decir, se incrementan en cada año electoral, como 2018 y 2021, y disminuyen en los años no electorales, como 2019 y 2020.

Para las elecciones locales de 2021 en las que la ciudadanía votará para la renovación de 66 Diputaciones locales y 16 Alcaldías con sus respectivas Concejalías, y se elige por primera vez una Diputación migrante desde el extranjero, el IECM solicitó un presupuesto de 2 mil 175 millones de pesos.

De ese monto, 594 millones, equivalentes al 27% del gasto, corresponden al financiamiento público que debe entregarse a los partidos políticos para gastos ordinarios y de campaña.

En tanto, mil 12 millones, que representan el 47%, se refieren al gasto ordinario del IECM, esto es, lo que ejerce esta institución para sostener su estructura y cumplir con todas las funciones ordenadas por la Constitución local, el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales y la Ley de Participación Ciudadana de la Ciudad de México.

Mientras que 569 millones, equivalentes al 26%, corresponden al gasto de organización y desarrollo del Proceso Electoral Local Ordinario 2020-2021, así como a las actividades preparatorias de los mecanismos de participación ciudadana a celebrarse en 2022.

El IECM requiere esos recursos para imprimir boletas y actas, elaborar y reparar materiales electorales, contratar a capacitadores-asistentes para la integración de las casillas, integrar los consejos distritales, desarrollar los sistemas informáticos vinculados a las elecciones, implementar el programa de resultados electorales preliminares, entre otras tareas obligatorias.

Este rubro prevé poco más de 56 millones de pesos que el IECM ocupará para coadyuvar con el  INE en el acondicionamiento de los lugares donde se instalarán las casillas únicas el día de la jornada electoral, la alimentación de las personas integrantes de las casillas y los artículos necesarios para proteger la salud de las personas que recibirán y contarán los votos en las casillas.

Sin embargo, la iniciativa de decreto presupuestal del gobierno de la CDMX dispone un presupuesto total para el instituto de mil 586 millones de pesos, y de los cuales, al restarle el financiamiento de los partidos políticos, el IECM contaría únicamente con 992 millones de pesos para su operación ordinaria y la realización del proceso electoral 2021, esa cifra implica un recorte de casi el 40% respecto a lo solicitado.

El presupuesto que presentó el IECM es un proyecto en el que, sin descuidar ninguna de las atribuciones que tiene el Instituto, se proyectaron montos para cada uno de sus proyectos y actividades con racionalidad, privilegiando la eficiencia y austeridad presupuestales.

El presupuesto público corresponde al Estado mexicano. El IECM es la autoridad encargada de ejercer la función estatal de organizar elecciones en la CDMX. En este sentido, se ha buscado la interlocución con el Gobierno de la Ciudad y con el Congreso de la Ciudad de México para que se asignen los recursos necesarios para la celebración ordinaria de elecciones y la consiguiente renovación de los poderes públicos, sin que se vea vulnerado el ejercicio de los derechos político-electorales de la ciudadanía y el avance democrático en la ciudad.

Las actividades sustantivas del IECM no se reducen al proceso electoral, entre otros se encarga de la organización de instrumentos de participación ciudadana dirigidos a fortalecer la democracia participativa en la ciudad como la Consulta sobre el Presupuesto Participativo. También destacan las actividades de educación cívica, atribución propia de los organismos públicos locales, cuyo ejercicio es indispensable para la construcción de una ciudadanía más informada e interesada en participar en la vida democrática de la Ciudad.