En la 2ª Reunión de Titulares de los Sistemas DIF, las y los participantes se comprometieron a reforzar las acciones y programas de asistencia social a favor de la población vulnerable durante la pandemia por el COVID-19, a fin de garantizar el ejercicio de sus derechos fundamentales a la alimentación, salud, educación y una vida digna.

Al hacer uso de la palabra la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, celebró la entrega de becas a niñas, niños y adolescentes en orfandad, la cual tiene el objetivo de mitigar los efectos negativos en la infancia.

“Cuántos de estos niños, niñas y adolescentes se han quedado huérfanos en virtud de haber perdido a su padre, a su madre o ambos, por la pandemia del COVOD-19. Debemos fortalecer las acciones que fomenten una cultura del buen trato en las familias para prevenir las conductas de riesgo asociadas a la violencia familiar y social, esto cobra especial relevancia en el contexto en el que estamos, hemos registrado un incremento en la violación a los derechos humanos”.

Dijo que por la emergencia sanitaria no se puede tener un retroceso en la garantía de los derechos humanos, por el contrario, debe ser una oportunidad para reorganizar los recursos y esfuerzos para beneficiar a las personas que lo necesiten.

La titular de Gobernación manifestó que para la dependencia que encabeza y el gobierno de la Cuarta Transformación, existe un compromiso para garantizar el acceso y respeto pleno de los derechos humanos, donde la política social está encaminada y enfocada a construir un país con bienestar e igualdad de oportunidades.

Detalló que los programas que se llevan a cabo en todo el Sistema DIF son en beneficio del país y sus habitantes, “en México todos somos una gran familia, la unión y la entrega hacen la fuerza del DIF”.

En su oportunidad, la titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), María del Rocío García Pérez, destacó que hoy, durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, se anunció la entrega de un apoyo económico de 11 mil 460 pesos para cubrir servicios funerarios a las familias de los fallecidos por el COVID-19, cuya operación estará a cargo de la dependencia que encabeza, por lo que aprovechó el encuentro para invitar a las y los presentes a sumarse a las tareas que hagan posible esta tarea.

Al presentar su informe de acciones realizadas durante el año en curso, solicitó el apoyo de los sistemas estatales para trabajar en retos pendientes como  la implementación de las recientes reformas a Ley de Migración y de la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político, en atención a la infancia y adolescencia migrante; integrar los padrones del Programa de Becas para el Bienestar Benito Juárez; y para apoyar a niñas, niños y adolescentes en situación de orfandad a consecuencia de la pandemia por el COVID-19.

Además, consolidar la implementación del Protocolo de Atención Integral para Niñas, Niños y Adolescentes Víctimas de Delito y en Condiciones de Vulnerabilidad, y el Protocolo Nacional de Atención Integral a Niñas, Niños y Adolescentes en Condición de Orfandad por Feminicidio (PNNAOF); y, emprender acciones para erradicar la violencia, trabajo infantil, explotación, trata y abuso hacia la niñez.

“Hoy refrendamos que la familia DIF se encuentra unida, fuerte, articulada y comprometida con la población más vulnerable; y, personalmente, también con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, para acabar con la desigualdad en todas sus expresiones; lograr, para todas y todos, las mismas oportunidades de desarrollo, y garantizar el respeto de sus derechos humanos. Sigamos trabajando en equipo y hagamos realidad el principio de igualdad e inclusión que rige nuestro trabajo por decisión y convicción, para no dejar a nadie atrás y no dejar a nadie fuera”, expresó.

La representante en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Lina Pohl Alfaro, afirmó que la labor que hacen los sistemas DIF para garantizar seguridad alimentaria de la población en estos momentos es vital. Destacó que los programas siguen en operación y que “el personal ha sido creativo para hacer llegar los apoyos y evitar que la crisis sanitaria se convierta en una crisis alimentaria”.

El representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México, Christian Skoog, reconoció el esfuerzo y trabajo que realizan los sistemas DIF en favor de las familias. Manifestó que proporcionar servicios de asistencia social con enfoque de derechos resulta fundamental para atender las necesidades de la población y es necesario trabajar en temas como la alimentación y la disminución de la violencia hacia la niñez.

En tanto, en representación de la Organización Panamericana de la Salud /Organización Mundial de la Salud en México (OPS/OMS), Cristian Roberto Morales Fuhrimann, apuntó que, a consecuencia por el COVID-19, el golpe para las familias mexicanas ha sido devastador y no desparecerá de un momento a otro, afecta principalmente a la población de mayor vulnerabilidad, por lo que se hace necesario que el DIF brinde apoyo a quienes se encuentran en mayor fragilidad.

Al encuentro asistieron funcionarios del SNDIF, el procurador federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, Oliver Castañeda Correa; el director general de Asuntos Jurídicos, Enrique García Calleja; la directora general de Enlace Interinstitucional, Mariana Perla Rojas Martínez; la directora general de Profesionalización de la Asistencia Social, Gloria Tokunaga Castañeda; el jefe de unidad de Administración y Finanzas, Alfredo Anguiano Chávez; la jefa de unidad de Atención a Población Vulnerable, Lilia Lucía Aguilar Cortés; y  la jefa de la unidad de Asistencia e Integración Social, Jacqueline Pardo Semo.