Con el fin de poner en marcha el acueducto Picachos-Mazatlán y la planta potabilizadora Miravalles, ubicados en Sinaloa, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, inauguró estas obras que permitirán mejorar el abasto de agua potable para la población de Mazatlán, fortaleciendo el Derecho humano al Agua de los sinaloenses.

Durante el evento, donde también participó el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, y autoridades municipales, la directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, señaló que con obras como las inauguradas hoy se contribuye a cumplir el decreto firmado por el presidente de México, para garantizar el Derecho Humano al Agua para toda la población, en especial a las comunidades más vulnerables.

En este sentido, explicó que el acueducto Picachos-Mazatlán incrementará en mil litros por segundo el suministro de agua potable que se brinda a 500 mil habitantes de la ciudad de Mazatlán.

Subrayó que con la operación de este acueducto el volumen de agua potable suministrado pasará de mil 750 litros por segundo (l/s) a 2 mil 750 l/s, se brindará un servicio continuo a toda la población, eliminando tandeos, y se permitirá la sustitución de las fuentes de abasto subterráneas por superficiales, con lo que se contribuirá a la recuperación del nivel de los acuíferos.

Para esta obra, cuya construcción comenzó en junio de 2017, la inversión programada fue de 776.5 millones de pesos, de los cuales casi 305 millones de pesos fueron aportados por el gobierno federal.

Asimismo, el presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró la construcción de la planta potabilizadora Miravalles, cuya capacidad de potabilización es de mil litros por segundo y será abastecida de la presa Picachos, para el suministro de la zona norte y alta de la ciudad de Mazatlán.

Con estas obras, subrayó Blanca Jiménez, se mejorará la calidad del agua que consume la población de la entidad, lo cual favorecerá las condiciones de salud y de vida de los sinaloenses.

La inversión total programada para esta obra, informó, fue de casi 249 Mdp, de los cuales la federación aportó casi 123 Mdp.

En cuanto a las acciones que Conagua realiza en beneficio de más de 80 mil sinaloenses, dio a conocer que, en el tema de agua potable, se realizan obras en Mazatlán, Culiacán y Elota, principalmente.

Asimismo, para contribuir al combate de la pandemia de Covid-19, se invirtieron 4.8 Mdp en sistemas públicos de lavado de manos de la población e insumos de desinfección.

Además, se desarrollan 32 acciones para proteger a más de 350 mil sinaloenses, y se reconstruyen bordos y se desazolvan y limpian ríos, por ejemplo, en Culiacán, en El Rosario y Navolato, para la protección de 23 mil habitantes, con una inversión de 124 millones de pesos, entre muchos otros.

De manera adicional, se realizan 73 acciones de reconstrucción de infraestructura de agua potable, alcantarillado y saneamiento, dañada durante el paso de fenómenos hidrometeorológicos, en beneficio de casi un millón de personas.

En su momento, Quirino Ordaz Coppel hizo énfasis en que las obras inauguradas hoy, son un parteaguas para la entidad, debido a que impulsarán el desarrollo, el crecimiento y el empleo en la entidad.

Por ello, manifestó la gratitud del gobierno estatal y de la población de la entidad, ya que el trabajo en equipo ha permitido obtener obras estratégicas que satisfacen necesidades de agua para sus habitantes y para el riego, en beneficio de Sinaloa y la región.

Finalmente, señaló que, en tiempos de unidad, en coordinación con Conagua se trabaja en otras obras estratégicas para mantener el desarrollo dinámico del puerto de Mazatlán, una zona que también contribuye a impulsar la economía de la entidad.