Los universos creativos y simbólicos de Arturo Ramírez Juárez (San Luis Potosí, 1949 – Ciudad de México, 1988) y Armando Cristeto (Ciudad de México, 1957) se encuentran en la exposición Eros y Thanatosque tiene como finalidad mostrar el trabajo de estos artistas pioneros de la comunidad LGBTTTI mexicana y del activismo que cada uno llevó a cabo durante las décadas de los setenta y ochenta.

La muestra Eros y Thanatos está conformada por el trabajo y la visión de dos artistas pioneros e innovadores. Por un lado, presenta la obra de Arturo Ramírez Juárez, en la que predominan retratos, dibujos y personajes que podrían ser identificados en la actualidad dentro de la teoría queer, que hace una crítica a la concepción binaria de género (hombre/mujer) y lucha por el reconocimiento de las disidencias sexuales.

Las obras de Ramírez Juárez se dividen en dos series. La primera es Cosmos, conformada por cuadros en los que el artista retrata seres truncos, mutilaciones y personajes que surgen de extremidades con gestos de desolación.

La segunda serie lleva por título Heliogábalo, caracterizada por el espíritu festivo de los personajes, los colores vibrantes y la teatralidad de sus expresiones y vestimentas. Se trata de varias obras en las que el erotismo es la constante.

A través de estos cuadros, creados originalmente con la intención de hacer la publicación de una ópera bufa, Arturo Ramírez Juárez presenta personajes en los que destacan dualidades como la sensualidad y lo grotesco o lo apolíneo y lo dionisiaco, trabajo que el escritor Carlos Monsiváis refirió como “aquello que nos sorprende porque moralmente no estamos preparados para imaginarlo”.

La historia personal de Arturo Ramírez Juárez, como su salida del hogar a los 18 años por conflictos con sus padres, determinó posteriormente su activismo en este movimiento. Fue integrante del Frente Homosexual de Acción Revolucionaria y del Grupo Lambda de Liberación Homosexual, además realizó los primeros carteles de la marcha del orgullo gay que nos permiten conocer parte de la historia del movimiento LGBTTTI en nuestro país.

Otro de los aspectos que se documentan en la exposición es su periodo como escritor, a través del poemario Causas nocturnas, así como información de sus influencias literarias, entre las que destacan Yukio Mishima, Simone de Beauvoir, Juan José Arreola y Witold Gombrowicz, entre otros.

Por otro lado, Armando Cristeto presenta en Eros y Thanatos una serie de fotografías icónicas que forman parte de su emblemática serie Apolo urbano. A través de estas imágenes el artista explora la masculinización mediante retratos de fisicoculturistas, trabajo que fue un parteaguas en la época por la visión innovadora que ofreció en el tema.

En esta serie el artista no se encarga de fotografiar a los ganadores del concurso de fisicoculturismo o de hacer un mero registro, es a través de su cámara que capta a los más “carismáticos” o a los personajes que le resultan atractivos.

Los personajes de esta serie fotográfica se convierten en alter egos de Cristeto, en los que se reflejan sus influencias de artistas del lente, como Diane Arbus, Arthur Tress, Robert Mapplethorpe y Duane Michals. “Yo podía elegir a los hombres y los podía erotizar. Con esta obra salgo abiertamente de clóset; es el retrato de la belleza”, comenta.

Otra de las influencias de Armando Cristeto fue su hermano Adolfo Patiño, con quien compartía el gusto por el nuevo cine mexicano. Juntos solían visitar los Estudios Churubusco para conocer las novedades de la pantalla grande. Además, fue él quien lo introdujo al mundo de la fotografía y con quien compartió las experiencias artísticas más enriquecedoras en su formación.

Apolo urbano es un parteaguas en la trayectoria de Armando Cristeto y con ella logra reconocimiento como una figura prometedora en esta profesión, hasta su consolidación como director del Consejo Mexicano de Fotografía, con integrantes de la envergadura de Aníbal Angulo, José Luis Neyra y Vicente Hinojosa, entre otros.

El activismo de Armando Cristeto dentro del movimiento gay se circunscribe al círculo cultural y su participación se da a través de la firma de desplegados y la relación que mantiene con figuras importantes, como José María Covarrubias.

Como parte de la exposición, en el área de Gabinete se exhiben litografíascon temática homoerótica realizadas por Claudio Castillero, y la pieza del mes, una obra tridimensional de papel denominada Pulsión de vida, elaborada por Fernando Osorno.

La muestra se lleva acabo en el marco del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, el Festival Internacional por la Diversidad Sexual y el Mes de los Museos.

Actividades paralelas

Dentro del programa de actividades, el próximo sábado 8 de junio a las 12 horas se llevará a cabo la presentación final del taller Voces Trans-parentes, dirigido a la comunidad LGBTTTI que tiene como objetivo fotralecer la identidad a través de la palabra.

El escritor Rubén Fischer presentará su poemario «Pequeños delirios grandes ausencias», el próximo domingo 9 de junio a las 13 horas. Todas las actividades son entrada libre.