Durante una reunión efectuada este miércoles entre académicos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) e integrantes del área científica del Tren Maya, se consolidó un grupo de trabajo para realizar un diagnóstico e intentar resolver problemas de antaño que afectan la Península, pero también para asesorar sobre agua, desarrollo urbano e impacto ecológico, temas cruciales que atañen a este proyecto.

La fragilidad de la región se debe, en gran parte, a un desarrollo con nulo planeamiento en el pasado y a necesidades que hasta ahora no han sido resueltas, coincidieron investigadores de ambas instituciones.

El reordenamiento que pretende establecerse con el Tren Maya tiene que atender necesidades básicas en cuanto a saneamiento y tratamiento del agua, y la construcción de un sistema de drenaje, cuya carencia hace que la Península sea uno de los sitios más contaminados del país por la falta de infraestructura y nuevas tecnologías.

Los expertos de ambas instituciones coincidieron en que los problemas principales que afectan la zona son añejos, entre ellos, potabilización y distribución del agua; cuidado del acuífero; recolección y reciclamiento de la basura; plantas de tratamiento de aguas terciarias y drenaje.

También consideraron que a través del conocimiento se buscará solucionar estos problemas, lo que sin duda constituye una necesidad apremiante para organizar el desarrollo que significará el Proyecto del Tren Maya en las próximas décadas, reconociendo que “el desarrollo de la Península no se va a dar en un sexenio, pero debemos de comenzar a resolver y planear desde ahora”.

Por otro lado, se habló de la necesidad de trabajar en proyectos de armonización de las ciudades mayas con su gente, porque se presentan grandes discordancias en la Ciudad de Cancún o en el municipio de Tulum, entre otras localidades.

En el equipo de académicos de la UAM participarán Rafael Calderón Contreras, doctor en Desarrollo Internacional y maestro en Ciencias Ambientales, por la Unidad Cuajimalpa; Roberto Eibenschutz, Profesor Distinguido de la UAM y maestro en Urbanismo, por la Unidad Xochimilco; el doctor Sergio Revah, especialista en Biotecnología Ambiental y titular de la Dirección de Investigación de la UAM; y Joaquín Flores, doctor en Física, quien tiene a su cargo la Coordinación General para el Fortalecimiento Académico y Vinculación de la Casa abierta al tiempo, entre otros expertos de la Institución que se irán sumando en el camino.