A pesar de los pronósticos económicos por efecto de la pandemia, Guanajuato presenta un porcentaje de la población que se encuentra en pobreza por debajo de la media nacional

Estatal

LEÓN, Gto.- A pesar de los pronósticos económicos derivados de la pandemia por COVID-19, Guanajuato presenta un porcentaje de población en situación de pobreza multidimensional por debajo de la estimada a nivel nacional.

En rueda de prensa el Secretario de Desarrollo Social y Humano José Gerardo Morales Moncada, se refirió a los resultados de las «Estimaciones de Pobreza Multidimensional 2018-2020» emitido el día de hoy por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), bajo un contexto de pandemia generada por la COVID-19, por lo anterior registra posibles afectaciones sociales y económicas en la población en general.

Así en Guanajuato el porcentaje de pobreza multidimensional es menor al estimado a nivel nacional ya que en el año 2020 se consideró que un 43.9% de la población nacional se encontraba en situación de pobreza, mientras que en Guanajuato este porcentaje fue del 42.7%.

En lo referente al tema de pobreza moderada, Guanajuato pasó del 37.9% en el 2018 al 38.2% en el año 2020, aumentando de manera marginal y en menor proporción que la tendencia nacional que fue de medio punto porcentual.

En el contexto nacional la pobreza extrema se incrementó en 1.5 puntos porcentuales en el 2020 en comparación con el 2018, mientras que en Guanajuato a pesar de la pandemia el aumento fue de un punto porcentual al estimado en el 2018. Este indicador para Guanajuato pasó de 3.6% en el 2018 a 4.5% en el 2020, cifra inferior a la estimada a nivel nacional que fue de 8.5%.

CARENCIAS SOCIALES

Guanajuato avanzó en el acceso a los derechos sociales de la población vulnerable por carencias sociales en más de un punto porcentual. Este indicador para Guanajuato pasó de 29.4% en el 2018 a 28.2% en el 2020.

En cuanto a la carencia por calidad y espacios de la vivienda, derivado de la política estatal de reactivación económica en el ramo de la construcción se disminuyó en 3.2 puntos porcentuales al pasar de 9.1% en 2018 a 5.9% en 2020; ubicándose por debajo del indicador nacional estimado de 9.3% y entre las diez primeras entidades con menor carencia, es decir avanzó del lugar 15 al lugar 8, lo que significó un cambio positivo de 7 posiciones.

En este sentido respecto a la carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda, en este indicador, se tuvo una mejora, teniendo una disminución al pasar de 11.9% en 2018 a 10.5% de población con la carencia en 2020 (1.5 puntos porcentuales menos); ubicándose por debajo del indicador nacional estimado de 17.9%.

La carencia por acceso a la seguridad social también tuvo mejoría al pasar de 54.2% en 2018 a 51.9% en 2020, es decir una reducción de 2.4 puntos porcentuales; ubicándose por debajo del indicador nacional estimado de 52%.

En rezago educativo, Guanajuato mantiene un comportamiento más o menos estable durante el periodo 2018 al 2020 a pesar del cambio metodológico en la estimación. En la población que tiene como escolaridad obligatoria la secundaria completa se tuvo un avance de 2.6 puntos porcentuales, pues disminuyó la carencia de 20.1% en el 2018 al 17.4% en el año 2020. También se tuvo una mejoría de un punto porcentual en la población que tiene como escolaridad obligatoria la primaria completa, pues disminuyó la carencia de 30.3% en el 2018 al 29.3% en el año 2020.

Carencia por acceso a la alimentación nutritiva y de calidad. La carencia por acceso a la alimentación nutritiva y de calidad tuvo un incremento de 2.6 puntos porcentuales del porcentaje de la población con la carencia al pasar de 22.1% en 2018 a 24.6% en 2020. Para compensar un mayor acceso a la canasta alimentaria se implementó el programa Vales Grandeza.

En referencia a la carencia por acceso a los servicios de salud y considerando los retos de tener el mejor Sistema de Salud, Guanajuato optó por no adherirse al INSABI, sin embargo, el Sistema Estatal de Salud ha garantizado el acceso efectivo a los servicios a través de las 630 Unidades Médicas, lo cual no se ve reflejado en la evaluación derivado de que una de las preguntas que conforma este indicador que hace referencia al acceso al Seguro Popular o servicios del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI). (Pregunta en cuestionario: Actualmente, ¿se encuentra usted afiliado o inscrito al Seguro Popular, o tiene derecho a los servicios del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI)?) por lo que se considera que el indicador se da más a la percepción que a la realidad que se vive en el Estado.

A nivel nacional esta carencia refleja un incremento al pasar de 16.2% en el 2018 a 28.2% en el 2020, es decir, 12 puntos porcentuales mientras que en Guanajuato pasó de 13.7% en 2018 a 24.8% de su población con la carencia en 2020, es decir un incremento de 11 puntos porcentuales, el cual es inferior a la tendencia nacional.

Desigualdad de ingresos

Guanajuato es la entidad con el menor coeficiente de Gini* y por debajo del indicador nacional en el año 2020, ubicándose en el primer lugar con la menor desigualdad de ingresos. El coeficiente de Gini de Guanajuato para el 2020 fue de 0.386 siendo la primera Entidad con menor desigualdad de ingresos.

El funcionario estatal concluyó señalando que los retos continúan y que el Estado seguirá llevando a cabo una política social que permita mejorar las condiciones de vida de las y los guanajuatenses.

*El coeficiente de Gini es una medida de concentración del ingreso: toma valores entre cero y uno. Cuando el valor se acerca a uno, indica que hay mayor concentración del ingreso; en cambio cuando el valor del Gini se acerca a cero la concentración del ingreso es menor. Por lo anterior el coeficiente es utilizado como un indicador de desigualdad, un coeficiente mayor indica una mayor desigualdad.