A pesar de la pandemia, la Primera Sala no ha descansado en su labor de dotar de contenido a la Constitución y de certeza jurídica al ordenamiento: Ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá

Al rendir el informe de labores correspondiente al año 2020, el Ministro Presidente de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Juan Luis González Alcántara Carrancá, afirmó que a pesar de la emergencia sanitaria que se vive en el mundo, “la jurisprudencia de la Sala no ha cesado de fungir como custodia de los derechos fundamentales y no ha descansado en su labor de dotar de contenido a la Constitución y de certeza jurídica al ordenamiento”.

En sesión solemne, realizada de manera virtual, el Ministro González Alcántara Carrancá aseguró que el Alto Tribunal supo adaptarse a esta situación emergente, por lo que la pandemia fue un obstáculo, pero no un impedimento absoluto a la labor jurídica, muestra de ello es que durante este periodo, la Primera Sala resolvió un total de 1,835 asuntos en 40 sesiones ordinarias y 2 extraordinarias, 11 presenciales y 31 vía remota.

“Se inició con una existencia de 812 asuntos, más 1,601 expedientes que ingresaron, lo que da un total de 2,413 ingresos y se reportan 1,861 egresos, de los cuales 1,835 egresaron por resolución de la Sala, 12 asuntos por dictamen y 14 asuntos que pasaron a Pleno y Segunda Sala. En la actualidad se tiene un total de 552 asuntos en existencia, de los cuales, 375 expedientes se encuentran pendientes de resolución en las ponencias y 177 asuntos en trámite en Primera Sala”, aseguró el Ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá.

Entre los temas más destacados que abordó la Primera Sala durante este periodo se encuentran la protección del derecho a la presunción de inocencia, derechos de las víctimas del delito u ofendidos, derechos de las víctimas a la reparación integral en el caso Guardería ABC , régimen de guarda y custodia en una familia homoparental, principio de igualdad y no discriminación, interés superior del menor de edad, derecho humano a la salud, derecho de acceso a la información pública, asistencia consular, derecho a la intimidad y a la vida privada, derecho a la vivienda digna.

El Presidente de la Primera Sala señaló que “la transición hacia una justicia digital ha comenzado irremediablemente y ha sido, en la medida de lo posible, sosegada. Esta Primera Sala se ha beneficiado de los programas de digitalización y trámite que había iniciado con anterioridad al año 2020 y los ha intensificado y cimentado”.