TP Mazembe redondeó un 2010 memorable para África, el continente que albergó por primera vez ese año una Copa Mundial de la FIFA, al convertirse en el primer y único representante africano hasta la fecha en alcanzar la final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA. Los triunfos sobre Pachuca, rey de la CONCACAF, e Internacional, coloso sudamericano, catapultaron al equipo de la RD del Congo al partido decisivo, donde esperaba el Inter de Milán.

Sin embargo, el cuadro africano no pudo completar su gesta. Y todo porque no supo frenar a un jugador camerunés del histórico club italiano. Samuel Eto’o puso el broche de oro a un torneo brillante, se erigió en el mejor futbolista de la final y recibió el Balón de Oro adidas. Además, el Inter emuló la gesta de su vecino y rival, el AC Milan, que había conquistado el título tres años antes.

La Copa Mundial de Clubes de la FIFA Catar 2019 empieza el 11 de diciembre.

Compra tus entradas aquí. 👇