Es alarmante el incremento de cifras reportadas en este delito, si bien es cierto, había manipulación de la estadística, lo cierto es que esta es una cifra escandalosa. Más que estar viendo hacia el pasado, lo importante es actuar de manera inmediata, primero el crear un Plan Nacional contra el Delito de Secuestro ya que actualmente no contamos con ningún plan, el que teníamos venció el 31 de diciembre de 2018.
Alto al Secuestro presentó en el Consejo Nacional de Seguridad Pública este punto de acuerdo e hicimos entrega de una serie de indicadores para medir la eficacia de cada una de las Unidades Antisecuestro así como una propuesta de Programa Nacional para la Prevención, Persecución y Sanción del Delito de Secuestro en el que incluimos, entre otras muchas acciones, que cada gobierno estatal, municipal y la propia Federación se hagan responsables en sus competencias para afrontar este delito.
Celebramos la transparencia con la que Jalisco y Ciudad de México están reportando inconsistencias en sus cifras de incidencia delictiva. Con una investigación que iniciamos aproximadamente hace seis meses para conocer las bases de datos de delitos que alimentan a los recientes sistema informáticos implementados en diversas Fiscalías o Procuradurías hemos logrado confirmar que existe todo un sistema para ocultar o diseminar la información real de secuestros en cada Entidad Federativa, por medio de diversos registros y subregistros, que no todos de ellos llegan a ser reportados en el Sistema Nacional de Seguridad Pública, dificultando aún más el trabajo de tener un registro confiable y medible.
Así en próximas fechas haremos llegar a los Gobernadores y Gobernadoras del México una serie de reformas indispensables para eliminar todos aquellos nichos legales que promueven una cultura de impunidad y ocultamiento de cifras, así también exhortar a la Fiscalía General de la República y la Comisión Nacional de Derechos Humanos la demanda de acciones de inconstitucionalidad en contra de los Códigos Penales de los Estados que siguen manteniendo delitos que favorecen a los delincuentes y al mismo tiempo niegan los derechos a las víctimas de los delitos en materia de secuestro.
Reiteramos la importancia de tener Unidades Antisecuestro debidamente equipadas con tecnología y personal capacitado, ya que con los cambios de gobierno, algunas han sido desmanteladas.
Durante el mes de enero 2019 registramos incremento de:
49% en los secuestros reportados, respecto al mes de diciembre 2018 (incrementaron de 127 a 190).
51% en el total de víctimas de secuestro, respecto al mes de diciembre 2018 (incrementaron de 151 a 229)
27% en los detenidos por este delito, respecto al mes de diciembre (incrementaron de135 a 172)
Estados con mayor incidencia
1. Veracruz (51) 2. Estado de México (26) 3. Ciudad de México (23)
Tasa por cada 100 mil habitantes
1. Veracruz 2. Morelos 3. Tamaulipas
Estados libres de secuestro
Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Nayarit y Sinaloa
Nos merece atención especial el estado de Veracruz ya que en el acumulado de la presente administración federal, ocupa el primer lugar a nivel nacional en incidencia de este delito, tanto en números absolutos como en tasa por cada 100,000 habitantes. Hacemos un atento y firme llamado al Gobernador Cuitláhuac García Jiménez para que cumpla su palabra empeñada en campaña de devolver la seguridad a los veracruzanos y erradique este delito, ya que actualmente, por lo menos, un secuestro ocurre al día en la entidad.
Las 5 entidades con mayor número de secuestros, durante la presente administración, son: Veracruz, Ciudad de México, Estado de México, Tamaulipas y Puebla, si ellas concentran esfuerzos para acabar con el secuestro, estaríamos eliminando el 63% del total nacional.

Artículo anteriorDeclaran diputados “Día Nacional de la Esclerosis Múltiple”, último miércoles de mayo, de cada año
Artículo siguienteAprueban 18 de febrero de cada año como Día Nacional del Síndrome de Asperger