Cada 2 de febrero se conmemora el Día de la Candelaria, justamente 40 días después de la celebración de Navidad. Esta bellísima tradición se basa en celebrar la purificación de la virgen, vestir al Niño Dios y llevarlo a la iglesia para ser bendecido.

Esto, dando continuidad a la rica Rosca de Reyes, donde quienes encuentran al muñequito dentro de ella deben invitar los deliciosos tamales. Dicha festividad puede considerarse como un sincretismo entre la cultura prehispánica, católica y judía, la cual ha sido modificada con el paso del tiempo.

Actualmente, puedes celebrar el 2 de febrero así:

1.- Con una procesión dedicada a la Virgen acompañada de música y pirotecnia.

2.- Cuando los creyentes presentan al Niño Dios en misa (ataviados con distintos atuendos) y luego invitar a los demás su casa para ofrecer deliciosos tamales.

Fuente: http://bit.ly/2UzoSPZ

Artículo anteriorInicia gobierno capitalino campaña “Sí al desarme, sí a la paz” en la alcaldía de Iztapalapa
Artículo siguienteRealizan la conferencia “Cosmogonía náhuatl de Nishizawa” como tributo al artista plástico mexiquense, a 101 años de su nacimiento